Gaza: lunes sangriento en día festivo por el fin del Ramadán | El Mundo | DW | 28.07.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Gaza: lunes sangriento en día festivo por el fin del Ramadán

Más de una docena de personas, entre ellas 8 niños, murieron el día en que se celebraba el fin del Ramadán. Un hospital de Ciudad de Gaza fue uno de los objetivos. Netanyahu no cree en una rápida solución del conflicto.

La débil tregua que había sido anunciada para la jornada del 28 de julio, día en que se celebra el fin del Ramadán, se rompió con ataques por parte de ambos frentes. Varios cohetes impactaron contra el hospital Shifa, en Ciudad de Gaza, la mayor instalación médica de la Franja, donde son tratados la mayoría de los heridos de los enfrentamientos actuales. El Ejército israelí responsabilizó a milicianos palestinos de disparar los cohetes que impactaron contra el hospital y contra un campamento de refugiados palestino.

Por su parte, médicos palestinos dijeron que una enorme explosión en un parque público en el norte de Gaza había provocado la muerte de ocho niños y dos adultos, además de dejar otros 40 heridos. Los locales culparon de la explosión a un ataque aéreo israelí, pero Israel negó la responsabilidad, diciendo que fue un mal lanzamiento de un cohete de militantes de Hamás. Los islamistas de Hamás, que controlan Gaza, habían llamado a un cese de las hostilidades antes del festival del lunes que conmemora el fin del mes sagrado del Ramadán. Israel, sin embargo, se mantuvo escéptica al respecto, tras constatar que los cohetes palestinos seguían cayendo.

Aumenta la presión internacional

La presión extranjera sobre el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, aumentó el domingo. El presidente estadounidense, Barack Obama, y el Consejo de Seguridad de la ONU, instaron a un alto el fuego inmediato que permita ayudar a los 1,8 millones de palestinos. Tras la tregua, comenzarían las negociaciones para impulsar de manera prolongada el fin de las hostilidades.

Israel quiere garantías de que Hamás no tendrá más túneles ni reservas de cohetes. Le preocupa que los islamistas palestinos aprovechen las conversaciones de paz mediadas por sus amigos en Qatar y Turquía para avanzar en un alivio del bloqueo israelí-egipcio sobre Gaza. Netanyahu acusó al secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, de que este organismo internacional está del lado de Hamás.

Sin perspectivas de un final rápido para el conflicto

En un discurso televisado este lunes, Netanyahu aseguró que, para que se alcance una solución a la crisis, debe producirse una desmilitarización del territorio palestino. Netanyahu dijo que su país debe prepararse para un largo conflicto en la Franja de Gaza, echando por tierra cualquier esperanza de un rápido final a las luchas que ya han dejado más de 1.000 personas muertas.

MS (dpa/Reuters/efe)

DW recomienda

Publicidad