Gamescom: además de diversión, un factor económico | Economía | DW | 21.08.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Gamescom: además de diversión, un factor económico

Gamescom abre sus puertas con todas las novedades de la industria del videojuego, un importante factor económico que también atrae a la élite política.

Esta feria es un "gran emblema para la ciudad”, dijo la alcaldesa de Colonia, Henriette Reker, con motivo de la apertura de la feria más grande del videojuego, que durante toda esta semana colmará de eventos la ciudad renana. Tras abrir sus puertas para profesionales este martes, según los organizadores se espera que acudan cerca de 350.000 personas hasta el 25 de agosto, para visitar los más de 1.000 expositores. Además de entretenimiento, el evento significa un gran impulso económico para la región. Así lo destacó Armin Laschet, primer ministro del Estado de Renania del Norte- Westfalia: "Somos la madre patria de los desarrolladores de juegos alemanes”.

¿Financiación para profesionales?

La discusión sobre la necesidad de promocionar más el desarrollo de juegos en Alemania estaba sobre el tablero incluso antes de que comenzase el evento. El actual Gobierno federal es consciente de la importancia de la industria y aprobó este objetivo en el acuerdo de coalición. "Creo que una promoción dirigida y eficiente de los juegos, así como una promoción especifica de la tecnología de juegos es muy importante”, explicó la secretaria de estado para la digitalización, Dorothee Bär,  en el diario económico Handelsblatt.

Bär también se refirió a mejores modelos de promoción que podrían implantarse rápidamente y deberían beneficiar tanto a estudios grandes como a los más pequeños. "Este otoño veremos en el Parlamento cuánto dinero se dedicará a los juegos en los presupuestos de 2019”, añadió Bär.

Según datos de Game, la asociación de la industria del ramo, el mercado creció un 40 % en la primera mitad del año hasta llegar a un volumen de facturación de 1.500 millones en Alemania. Sin embargo, la participación de juegos "Made in Germany” no supera el 6%. 

Crítica del potencial adictivo

En la escena de los desarrolladores alemanes, muchos de ellos ganan más dinero con las aplicaciones para teléfonos móviles que con los juegos para ordenadores tradicionales. Sin embargo, muchos critican este modelo de negocio por prácticas que pueden provocar adicción, como indicó el psicólogo Hans-Jürgen Rumpf, de la universidad de Lübeck, a la agencia de noticas AFP.  "Apuestan por beneficios rápidos al principio, pero cada vez son más difíciles de conseguir conforme avanza el juego”, explica. "Entonces, el jugador tiene que invertir cada vez más tiempo y dinero para recibir su recompensa”, continúa el experto. Particularmente peligrosos son los juegos en los que se trata de resolver tareas en común, como los juegos de rol por internet: "Hay mucha presión social para seguir jugando”, explica Rumpf.

Además, la locura por los juegos experimenta un autentico crecimiento en todo el mundo. En junio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró oficialmente la adicción a los juegos como una enfermedad. Hasta ahora, se trataba de adictos a consolas clásicas o a computadoras. Pero cuanto más potentes son los nuevos modelos de teléfono y más complejas son las aplicaciones, más peligrosas son estas practicas para personas susceptibles a la adicción. "El problema de los móviles es su continua disponibilidad”, dice Rumpf: "El usuario siempre lo lleva encima y, aunque solo quiera revisar un mensaje, recibirá una señal del juego y el jugador apenas puede desconectar”.

Asistencia espiritual y diversidad

Aparte de la adición, en la industria del juego hay desarrollos  e iniciativas para todos los gustos. Como por ejemplo, las nuevas versiones de historias de la "Biblia para Minecrafter”, que se presentaron antes de la Gamescom con historias como "Viajando con Jesús” o "Heroes y Villanos”. Historias de la Biblia contadas bloque a bloque, según confirmaba la Editorial Gerth a la Agencia Católica de Noticias.

Además de estas temáticas tan concretas, si hay un lema que caracteriza al evento más grande de la industria del video juego es el eslogan elegido para esta edición: "La diversidad Gana”. Con esta frase, la industria trata de enfatizar la naturaleza polifacética y la versatilidad de la industria, así como la importancia de los juegos. Según Felix Falk, director de la Asociación Game, la palabra diversidad también sirve para describir a la comunidad de jugadores de todo el mundo, que integra a personas de todas las edades, nacionalidades y colores. "Si también fuese así en la sociedad, no habría nada más bonito”, concluye Falk.

Autor: dk/ jag (dpa, afp, kna, epd)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda