G8: negociaciones en torno al cambio climático | Política | DW | 08.07.2009
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

G8: negociaciones en torno al cambio climático

La lucha contra el cambio climático vuelve al centro de la atención de las altas esferas políticas. De la Cumbre del G8 en la italiana L´Aquila se espera avances.

A giant logo made from the leaves of a plant is seen at the G8 summit site in L'Aquila, Italy on Tuesday, July 7, 2009. During a three day meeting beginning on Wednesday, leaders of the Group of Eight will push for common positions on promoting democracy in Iran, combatting climate change and coordinating their exits from huge government stimulus measures. (AP Photo/Virginia Mayo)

Emblema de la reunión del G8 en L´Aquila, hecho de hojas

En las negociaciones entre los países industrializados y los emergentes para acordar medidas conjuntas para combatir el cambio climático aparentemente se ha llegado a un acuerdo. India y China han aceptado por primera vez que la temperatura promedio mundial no puede superar en dos grados la existente antes de la industrialización. Así lo afirmó el ministro alemán del Medio Ambiente alemán, Sigmar Gabriel, en una entrevista concedida a la cadena televisora alemana ARD. “Es un gran avance”, agregó tras el fin de la reunión poco antes de la cumbre del siete países más industrializados y Rusia, el G8.

Industrializados y emergentes

Durante los debates, que tuvieron lugar en Roma, Brasil, China e India han aceptado asimismo que no sólo los países industrializados tienen que reducir las emisiones causantes del calentamiento global, sino los países emergentes también. Que no se acordó casi nada en cuanto a cómo lograr estas metas y que para ello se requieren nuevas negociaciones, agregó el ministro Gabriel. Se parte del supuesto que hasta el año 2050 se espera reducir a la mitad las emisiones mundiales en referencia a las de 1990.

Italian Prime Minister Silvio Berlusconi, center, is flanked by German Chancellor Angela Merkel during a visit to the village of Onna, central Italy, three months after a devastating earthquake, on the sidelines of a G8 meeting Wednesday, July 8, 2009. The leaders of the Group of Eight nations, united in their desire to work together to fight the worst economic crisis since the Depression, divided on how much longer they need to keep the stimulus going, are discussing Wednesday how to coordinate their exit strategies once their economies are stable. (AP Photo/Markus Schreiber, Pool)

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, y la canciller germana, Angela Merkel

Cambio climático en región sísmica

La actual cumbre del G8 –que empieza el miércoles 8 y se prolonga hasta el viernes 10- vuelve a centrar la atención en la lucha contra el cambio climático. Paralelamente a este encuentro, que tiene lugar en la italiana L´Aquila, tiene lugar el Major Economies Forum (MEF), en el cual participan los representantes del G8 y de ocho economías emergentes. Los 16 países que acuden a la cita son responsables del 80 por ciento de las emisiones causantes del efecto invernadero y del cambio climático.

Por su parte, los países miembros del G8 pugnan por alcanzar acuerdos sobre los compromisos concretos sobre el cambio climático que serán fijados en la declaración final de la cumbre. La controversia se debe, entre otras cosas, a una cifra concreta sobre el calentamiento global. Los países europeos del grupo apuestan por un límite máximo de dos grados Celsius de calentamiento en comparación con el comienzo de la época de la industrialización; la oposición a la propuesta viene, sobre todo, de Canadá y Rusia. En disputa está también un objetivo concreto a largo plazo.

¿Berlusconi a favor de un G14?

Mentras tanto, el anfitrión, el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, desmiente los rumores de que Italia dejaría de formar parte del G8, cediendo el sitio a España. Italia sí espera un cambio de formato, pero en sentido de una extensión del grupo; la prueba es que todos los países de economías emergentes han sido invitados. “El G14 es muy importante; queremos desarrollar el G8, pero conservarlo”, aseveró a la prensa. Al último día de la cumbre -que tiene lugar en la ciudad más devastada por el terremoto de abril- están invitadas delegaciones de 28 países y de 9 organizaciones internacionales.

Merkel a favor del G20

Por su parte, la canciller alemana Angela Merkel abogó por una mayor participación del G20 en la búsqueda de soluciones a la crisis económica, el calentamiento global y la lucha contra el hambre y la pobreza en el mundo. "El tren internacional se mueve en esa dirección", aseveró la canciller a la vez que instó a las mayores potencias emergentes, como China, la India y Brasil, a involucrarse más en la resolución de los conflictos internacionales, pues "el G8 no tiene suficiente capacidad para acabar con los principales problemas del mundo actual".

Autor: MB/dpa/reuters/afp/ap
Editor: José Ospina-Valencia

DW recomienda