G5: miedo a la inmigración ″ilegal″ | Europa | DW | 05.07.2005
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

G5: miedo a la inmigración "ilegal"

Los ministros del Interior europeos del G5 (España, Francia, Alemania, Italia y el Reino Unido) organizarán vuelos conjuntos para devolver a inmigrantes "sin papeles" a sus países de origen.

La solución europea: repatriar a los sin papeles.

La "solución" europea: repatriar a los "sin papeles".

La octava reunión del G5, celebrada en la ciudad balneario de Evian (este de Francia), se centró en el reforzamiento de la lucha contra la inmigración "ilegal".

Se destaca la puesta en marcha del sistema de vuelos conjuntos, una propuesta original del ministro español del Interior, José Antonio Alonso. El titular francés de Interior y anfitrión de la sesión, Nicolas Sarkozy, señaló que el G5 aunará "esfuerzos financieros" para poner en marcha próximamente esos "retornos conjuntos". Recalcó que "sólo entran los que tienen documentos en regla".

Controles más severos

Las autoridades destacan que así se reducen costos y se amplía un mecanismo que ya existe a nivel bilateral o incluso trilateral entre países de la zona Schengen. Su entrada en vigor en los cinco países es "cuestión de días" para el italiano Giuseppe Pisanu o "de unos tres meses" para Sarkozy, mientras que Alonso eludió marcar un calendario.

Illegaler Einwanderer in Tarifa, Spanien

España es la "puerta de entrada" para quienes arriesgan la vida al cruzar el mar en rudimentarias embarcaciones..

Asimismo el G5 decidió intensificar los controles policiales de patrullas comunes. "En el interior del espacio Schengen y en el Reino Unido se circula libremente, pero eso no quiere decir que se acepte todo. Hemos decidido ser más severos en el plano ferroviario, marítimo y en la red vial. Habrá patrullas mixtas de los países representados aquí", afirmó Sarkozy.

El quinteto, que incluyó una amplia lista de proyectos "concretos y pragmáticos" para luchar contra la inmigración ilegal, el terrorismo y el narcotráfico, mostró su determinación en que la actual crisis europea no afecte a la seguridad.

Entre las citadas medidas pragmáticas está la organización de patrullas marítimas de España, Francia e Italia para interceptar embarcaciones con inmigrantes ilegales en el Mediterráneo.

Los Cinco también quieren armonizar las condiciones del reagrupamiento familiar para evitar abusos, y los elementos biométricos (cara y huellas dactilares) de los visados y otros documentos europeos, así como unificar físicamente el carné europeo de identidad electrónico.

Bundesinnenminister Otto Schily passiert automatiesierte und biometriegestützte Grenzkontrolle

Alta tecnología para que los más pobres no entren: el ministro del Interior alemán, Otto Schily, ante un control biométrico.

A propuesta británica, se acordó efectuar un control no sólo de entradas sino también de salidas del espacio Schengen e intercambiar los datos de las compañías aéreas sobre los extranjeros que entrar en sus respectivos territorios.

Críticas

El Partido Socialista francés arremetió contra la organización de vuelos conjuntos. El responsable del PS para temas de sociedad, Malek Boutih, denunció la propuesta, que atribuyó a Sarkozy, de "organizar expulsiones masivas de inmigrantes por charter" desde Europa que "retoma la práctica ya inaugurada" en 1986 por uno de sus predecesores conservadores, Charles Pasqua.

"El ministro del Interior debe concienciarse de que la cumbre del G8 en Gleneagles reúne a los países más ricos del mundo y que tienen la responsabilidad de ayudar a los más pobres, en lugar de organizar una caza con jauría de los inmigrantes de esos países", reza la nota socialista, que refleja las reacciones críticas a la reunión del G5.

Quienes se oponen a las expulsiones "masivas" denuncia que "las democracias dignas de este nombre no pueden tratar a inmigrantes como rebaño".