G-20 en México: Grecia y la bomba de tiempo | El Mundo | DW | 17.02.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

G-20 en México: Grecia y la bomba de tiempo

En el marco de la presidencia del G-20, México alberga dos reuniones preparatorias de la cumbre de junio: una de ministros de Exteriores y otra de Finanzas. La crisis europea es tema en una y telón de fondo de la otra.

default

México, que preside el G20 en 2012, a favor de apoyar al FMI

Cuando se encuentren los ministros de Exteriores del G-20, el 19 y 20 de febrero, en la mexicana Baja California, de telón de fondo estará la crisis de la zona euro, la fragilidad de Grecia y la búsqueda del Fondo Monetario Internacional (FMI) de mayores aportes de los países miembros para limitar las consecuencias de la crisis de deuda del Viejo Continente. Esta petición del FMI, apoyada por Bruselas, podría encontrar eco en el foro de las economías más poderosas del mundo junto con las emergentes. Un foro donde “la autoconfianza de estas, con su explosivo crecimiento, contrasta con la fatiga e inestabilidad de Estados Unidos y Europa”, afirma Giovanni Grevi, del think tank europeo Fride.

Que México presida el G-20 en un momento de incertidumbre refrenda el cambio operado en el equilibrio económico mundial. De “nuevos poderes que han escrito una exitosa historia económica apabullante en los últimos diez o quince años y que derivan de ello mayor peso político”, hablaba el ministro de Exteriores, Guido Westerwelle, en entrevista concedida a DW en Brasil, durante su gira latinoamericana que concluirá en la reunión de ministros de Exteriores del G-20. Este novedoso encuentro subraya, así el ministro, “que el mundo ha cambiado, a alta velocidad. Y Europa no debe temer. Es una gran oportunidad para nosotros”.

Con la crisis de fondo

Aunque la agenda de ministros de Exteriores no prevé temas económicos y financieros, el asunto acuciante y está omnipresente. De que en el marco del G-20 se puede corregir los desequilibrios de manea coordinada habló recientemente el secretario de Hacienda de México, José Antonio Meade, anfitrión de la reunión con los ministros de Finanzas, el 25 y 26 de este mes.

Aunque es muy prematuro hablar ya de mecanismos concretos de inyección de fondos, las puertas no están cerradas. “Desde México en el G-20 vamos a tratar de establecer una aportación concreta de los países líderes de la economía mundial, una contribución para lograr una solución a la terrible problemática económica que se vive, no sólo en Europa, sino que desde Europa repercute en todo el mundo”, había dicho a DW anteriormente el presidente mexicano, Felipe Calderón, durante el Foro Económico en Davos. Las crisis latinoamericanas de la década de los 1980 y 1990 pueden servir de base para el diálogo y el intercambio a nivel internacional, agregó Calderón.

Brasilien Deutschland Außenminister Guido Westerwelle in Brasilia

Guido Westerwelle, ministro alemán de Exteriores, en Brasil.

Primera reunión de ministros de Exteriores

Este fin de semana, al recién estrenado foro de Exteriores han asegurado su presencia diez ministros del G-20. Aparte del alemán y la alta representante de Política Exterior y de Seguridad de la Unión Europea, Catherine Ashton, los ministros de Argentina, Australia, Canadá, Estados Unidos, Indonesia, Turquía, Sudáfrica acuden a la cita, cuya anfitriona es Patricia Espinoza. Brasil, China e India envían representantes; Chile, Colombia y España son invitados especiales.

Con respecto al encuentro, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, ha afirmado que la cita es “una oportunidad para identificar los objetivos y estrategias comunes para atender los desafíos globales y garantizar la prosperidad global”.

Felipe Calderon

Felipe Calderón, presidente de México, en el Foro Económico Mundial de Davos.

“Una bomba de tiempo”

Y aunque ni Grecia, ni el apoyo al FMI, ni la zona euro está en la agenda de este fin de semana, queda claro que será el telón de fondo y abrirá el camino a las posiciones a conjugar cuatro días más tarde. A favor de dotar de más recursos al Fondo Monetario Internacional se declaró a comienzos de febrero expresamente el presidente mexicano: "Todos nos sentimos europeos, sabemos que hay ahí una bomba de tiempo y tenemos que desactivarla antes de que explote". Para ello, en el marco del G-20, antiguas y nuevas potencias económicas pueden sumar esfuerzos.

Autora: Mirra Banchón
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda

ADVERTISEMENT