Futbolista griego suspendido de por vida por saludo hitleriano | Europa | DW | 17.03.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Futbolista griego suspendido de por vida por saludo hitleriano

El futbolista griego Giorgos Katidis, del AEK Atenas, fue excluido de por vida de la selección nacional por haber saludado con el brazo en alto al estilo hitleriano, según comunicó la Federación Griega de Fútbol.

El incidente se produjo el sábado en la victoria del club ateniense por 2-1 ante el Veria FC. El internacional griego festejó en el minuto 84 el gol de la victoria con el brazo extendido. Además de la exclusión de la selección, medios griegos aseguran que Katidis abandonó el club en la noche de este domingo.

"La acción del jugador de saludar a los espectadores al estilo de los nazis ofende gravemente a todas las víctimas de la barbarie nazi y lesiona de modo profundo el carácter pacífico y humano del fútbol", reza el comunicado de la Federación Griega.

El jugador de 20 años se defendió después del partido: según Katidis, en realidad estaba dedicando el gol a otro futbolista en la tribuna. Lo señaló con la mano y exhortó a los espectadores a levantarse. El saludo nazi, aseguró Katidis, no significa nada para él. "Tener conocimientos superficiales es peor que la ignorancia y eso rige también en mi caso y en la forma en que festejé", escribió el jugador de 20 años en una carta de despedida publicada por medios griegos.

El alemán Ewald Lienen, entrenador del AEK, criticó lo hecho por su pupilo, aunque aclaró que el jugador no tiene ni idea de política. "El muchacho se comportó en una forma muy, muy inmadura y completamente tonta", dijo el entrenador de 59 años a la agencia dpa. Lienen aseguró además que no es la primera vez que Katidis incurre en una "falta de respeto".

"Esto es inexcusable. El AEK Atenas es un club con raíces antifacistas. En mi opinión él no tiene más opciones aquí, pienso que los hinchas ya no podrán aceptarlo", dijo Lienen. "Es imperdonable, pero la reacción es relativamente exagerada, ya que no está claro si él realizó el gesto con intencionalidad política", agregó.

La opinión pública griega se encuentra particularmente susceptible frente a gestos fascistas luego del reciente ingreso del partido neonazi "Chryssi Avgi" al Parlamento y ante los crecientes incidentes racistas en el fútbol (dpa).

Publicidad