Fuerte escalada de violencia en la Franja de Gaza | El Mundo | DW | 13.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Fuerte escalada de violencia en la Franja de Gaza

Los ataques entre la Yihad e Israel constituyen la mayor escalada de violencia desde 2012. Israel bloquea las fronteras y Gaza queda aislada del exterior.

Según la información emitida por diferentes agencias y el ejército israelí, al menos 30 proyectiles cayeron en la región cercana a la frontera de Israel. Otras fuentes aseguran que fueron lanzados más de 90 proyectiles, entre cohetes y granadas, en la denominada por la Yihad islámica como operación “Rompiendo el silencio”. Por el momento, no se han registrado víctimas.

Poco después, llegó la reacción israelí. Primero, tanques israelíes dispararon contra la Franja. Poco después empezaron los ataques aéreos. En total, fueron atacados 29 objetivos, comunicó el Ejército. Según las autoridades de Gaza, los proyectiles israelíes alcanzaron distintas instalaciones militares de la organización radical islámica Hamas, que gobierna la Franja, y de la más pequeña Yihad Islámica, aunque no se produjeron víctimas.

El portavoz de la Yihad islámica, Abu Ahmed, explicó que los cohetes fueron lanzados como represalia por la muerte, el día anterior, de tres combatientes de la organización a manos de misiles israelíes.

Decenas de miles de israelíes, por su parte, buscaron protección en refugios subterráneos durante el ataque.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó duramente los ataques y dijo que lamenta la escalada de violencia, la mayor registrada desde 2012. En su vistta a Israel, el primer ministro británico, David Cameron, se expresó en términos similiares durante la reunión con el presidente israelí, Simon Peres, en Jerusalén: "Condenamos estos ataques. (...) Son completamente indiscriminados, dirigidos a poblaciones civiles y eso es una demostración de lo bárbaros que son".

A su vez, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que había ordenado al Ejército "tomar cualquier medida necesaria para restaurar la calma" en el sur del país. A lo que añadió: "si no hay tranquilidad en el sur, habrá ruido en Gaza, y eso es quedarse corto".

La Franja de Gaza vive escalada de violencia

Cierre de fronteras

Desde fines de noviembre de 2012, rige un alto el fuego entre israelíes y palestinos, roto una y otra vez por ambas partes.

El ministro de Defensa israelí, Moshe Yaalon, ordenó el cierre tanto de los dos puntos de control para entrega de mercadería en la Franja de Gaza (Kerem Shalom), como los de personas (Erez). De este modo, sólo se atenderán situaciones urgentes. Así pues, la Franja de Gaza queda completamente aislada del mundo exterior, ya que en el sur la frontera también está bloqueada, en su mayor parte por Egipto.

Poco antes del lanzamiento de los cohetes, Cameron había abogado por un acuerdo de paz entre Israel y Palestina en un discurso ante el Parlamento en Jerusalén.

Tras los ataques, subrayó sin embargo que un Estado palestino no puede convertirse "en una base para el terrorismo".

En su discurso, Cameron destacó su intención de no querer dar lecciones sobre cómo deben llevar las negociaciones de paz israelíes y palestinos. "Pero imaginen lo que pasaría si la solución de dos estados se hiciera realidad", instó a legisladores y al jefe de gobierno israelí, Benjamin Netanyahu.

Eso sí, añadió, debe ponerse fin a la construcción de asentamientos, al mismo tiempo que los palestinos deben terminar la agitación al odio contra Israel.

JC/EL(dpa, AFP, reuters)

DW recomienda

Publicidad