Francois Hollande viaja a la República Centroafricana | El Mundo | DW | 10.12.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Francois Hollande viaja a la República Centroafricana

El presidente de Francia llegó este martes (10.12.2013) a Bangui, capital de la República Centroafricana. Al dirigirse a sus tropas describió la misión militar en ese país como una misión peligrosa, pero necesaria.

El presidente de Francia, Francois Hollande, llegó este martes (10.12.2013) a la capital de la República Centroafricana tras haber asistido a la ceremonia de homenaje al finado ex presidente sudafricano Nelson Mandela en Johannesburgo. Su visita a la ciudad de Bangui se produce poco después de que dos soldados franceses murieran a manos de rebeldes. Francia envió 1.600 hombres a ese país para contribuir al restablecimiento del orden en la nación africana.

Los dos militares franceses fueron asesinados mientras participaban en un operativo para desarmar a las milicias. Hollande dijo a sus tropas que “era tiempo de actuar”. “Aquí mismo en Bangui, 400 personas han sido masacradas. Esta no es la hora de tergiversar las cosas. En la República Centroafricana, Francia no busca proteger intereses propios. Francia viene a defender la dignidad humana”, señaló el líder socialista. Después de esta alocución, Hollande tenía previsto reunirse con el Gobierno de transición.

Gobierno de transición, criticado

El conflicto en la República Centroafricana ha sido descrito como uno entre musulmanes y cristianos.

El conflicto en la República Centroafricana ha sido descrito como uno entre musulmanes y cristianos.

El nuevo presidente de la República Centroafricana, el antiguo jefe rebelde Michel Djotodia, ha sido criticado duramente por Francia. París lo acusa de haber llegado al poder en marzo de 2013 montado sobre los hombros de la coalición rebelde Seleka, integrada mayoritariamente por combatientes de confesión musulmana, que se disolvió poco después. A Djotodia también se le reprocha el hecho de no haber hecho nada para evitar las masacres interreligiosas de los últimos días.

Según las autoridades militares francesas, casi todos los grupos violentos han sido desarmados sin mayores incidentes desde este lunes (9.12.2013), gracias al respaldo de la Misión Internacional para el Apoyo de la República Centroafricana bajo Conducción Africana (MISCA, sus siglas en francés). El primer ministro de Francia, Jean-Marc Ayrault, dijo estar convencido de que la misión militar de su país en la República Centroafricana sólo durará unos meses. Según la Organización de las Naciones Unidas, la violencia que se vive en ese país ha llevado a más de 100.000 personas a huir de sus hogares.

ERC ( Deutschlandfunk / AFP / Reuters )

DW recomienda

Publicidad