Francisco visita los países bálticos, amantes del libre mercado | Europa | DW | 20.09.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Francisco visita los países bálticos, amantes del libre mercado

En los países bálticos, Francisco encontrará a menos seguidores de su mensaje anticapitalista, pero también a menos críticos de la Iglesia.

El Papa Francisco

El Papa Francisco

El sumo pontífice de la Iglesia Católica llevará su mensaje de la sencillez y la sinceridad en la fe en la gira que inicia este sábado 22 de septiembre a Lituania, Letonia y Estonia. Los dos días que quiere pasar en Lituania constituyen la etapa más importante de la gira. Con 2,8 millones de habitantes, Lituania es el país más poblado de los tres. También es el único país con una mayoría católica del 77% en el norte de Europa. Allí, la Iglesia católica encabeza, regularmente, las encuestas de opinión como "la institución más confiable de la nación".

Las comunidades católicas en Letonia y Estonia, tradicionalmente protestantes, son pequeñas. Además, Estonia, junto con la República Checa, cuenta como una de las naciones menos religiosas de Europa. Su primera cita en Lituania es con la presidenta, Dalia Grybauskaite. Allí orará y visitará el Museo de las Ocupaciones y las Luchas por la Libertad, en Vilna, que muestra crónicas del sufrimiento y la resistencia durante los regímenes soviético y nazi.

Para los países bálticos, el viaje del Papa tiene un significado especial en un año lleno de simbolismo. Hace 25 años que Juan Pablo II visitó los países bálticos. Una visita que tuvo lugar en 1993, solo unos días después de que las tropas rusas se retiraran de la región, terminando así un siglo de ocupación soviética.

Para Vytautas Landsbergis, el primer jefe de Estado de Lituania, después del restablecimiento de la independencia, en marzo de 1990, "Francisco tiene una forma refrescante de recordarnos que la codicia y el individualismo desenfrenado son grandes problemas", dijo a DW.

En países bálticos, el capitalismo sigue siendo "tendencia”

Sin embargo, la actitud crítica del Papa hacia el cambio climático no encontrará tanto eco como en Occidente. Veinticinco años después de la liberación, la libertad personal y la elección individual tienen aquí prioridad. Según el padre Ricardas Doveika, exdirector de la diócesis católica romana de Vilna, "la indiferencia es el mayor pecado heredado del comunismo, combinado con un egoísta consumismo”. Por lo que, concluye: "No es de extrañar que tengamos casi 4.000 niños con padres vivos en los orfanatos”. Un problema que el padre Doveika espera que el Papa aborde.

El alcoholismo, especialmente en las áreas rurales, las altas tasas de aborto y la baja asistencia a misa preocupan a la Iglesia católica en Lituania. Algunos comparan la situación en Lituania con la de su vecino católico, Polonia. "Las mismas tendencias son visibles allí", admite Laurynas Kasciunas, un diputado conservador y católico practicante. Kasciunas, y el Papa pueden consolarse con el hecho de que las críticas a la Iglesia y el agnosticismo son mucho más débiles en Lituania que en el resto de Europa.

La Iglesia católica fue extinguida casi completamente durante la ocupación soviética. "Justamente debido a la persecución sufrida, la población está más dispuesta a percibir la Iglesia católica como una fuerza del bien, a la que se le pueden perdonar sus deficiencias”, concluye un funcionario del Vaticano en conversación con DW.

Konstantin Eggert (JOV/CP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda