Francisco nombró nuevos cardenales, en su mayoría de países pobres | El Mundo | DW | 22.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Francisco nombró nuevos cardenales, en su mayoría de países pobres

El papa Francisco pidió a sus 19 nuevos cardenales, 5 de ellos latinoamericanos y un alemán, que eviten las rivalidades durante una ceremonia a la que asistió su predecesor Benedicto XVI.

Encuentro de Papas, hoy en El Vaticano.

Encuentro de Papas, hoy en El Vaticano.

Es la primera ocasión en la que Benedicto asiste a un rito papal desde su renuncia hace un año. Su presencia permitió contemplar una inigualable escena con un antiguo pontífice, uno en ejercicio y un posible futuro obispo de Roma reunidos al mismo tiempo en la basílica de San Pedro.

Los nuevos cardenales vienen de Alemania, Argentina, Brasil, Burkina Faso, Canadá, Chile, Corea del Sur, Costa de Marfil, Filipinas, Gran Bretaña, Haití, Italia y Nicaragua. Los no electores son de España, Italia y Santa Lucía.

De América Latina fueron ordenados el arzobispo de Buenos Aires en Argentina, Aurelio Poli, de 66 años y sucesor de Francisco; el arzobispo de Managua en Nicaragua, Leopoldo Brenes Solórzano; el de Río de Janeiro en Brasil, Orani João Tempesta y el arzobispo de Santiago de Chile, Ricardo Ezzati.

Cardenal del país más pobre de América

El arzobispo Chibly Langlois, de 55 años, es el primer cardenal de Haití, el país más empobrecido del hemisferio occidental, donde según el Banco Mundial un 80 por ciento de la población rural vive en la extrema pobreza.

De los 19 designados en la ceremonia, 16 son "cardenales electores" que se unirán a los 106 existentes menores de 80 años que optan a participar en cónclave que elegirá al siguiente pontífice. Los nuevos cardenales electores tienen entre 55 y 74 años.

Los cardenales son los asesores más cercanos del Papa en el Vaticano y en el mundo. Además de ser líderes de la Iglesia en sus países de origen, quienes no están en el Vaticano son miembros de comisiones clave que deciden en Roma las políticas que pueden afectar las vidas de 1.200 millones de católicos.

Los nuevos cardenales recibieron de manos de Francisco su gorro cuadrado, conocido como birrete, y su anillo en presencia de cientos de otros cardenales y obispos durante la ceremonia solemne dentro de la iglesia más importante de la cristiandad.

JOV (dpa, wdr)

Publicidad