Francia y Bulgaria contra desplazamientos de yihadistas | Europa | DW | 14.04.2015
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Francia y Bulgaria contra desplazamientos de yihadistas

El presidente francés, François Hollande, y el primer ministro búlgaro, Boiko Borisov, abogaron por una mayor coordinación para luchar contra el desplazamiento de personas que pretenden integrarse en grupos yihadistas en zonas de conflicto.

Hollande, en una comparecencia conjunta con Borisov ante la prensa al término de su encuentro en el Palacio del Elíseo, afirmó que habían "coincidido en la necesidad de converger todavía más contra la radicalización en internet o contra el desplazamiento de ciertos ciudadanos europeos hacia zonas de conflicto". El presidente francés agradeció la labor del Gobierno búlgaro "para ayudarnos a detener a cierto número de personas que utilizan Bulgaria como país de tránsito hacia lugares de conflicto". Varios franceses han sido arrestados en Bulgaria cuando se dirigían a Siria o Irak.

El jefe del Estado francés también insistió en la voluntad conjunta de que el Parlamento Europeo adopte la directiva sobre el registro de datos de pasajeros (PNR). El objetivo del PNR es cotejar los datos de todos los pasajeros que pasen por los aeropuertos europeos con ficheros de personas peligrosas para que alertar a las autoridades policiales de otros países. En cuanto al tratado de Schengen, Hollande dijo que en su conversación con el primer ministro habían "logrado un buen equilibrio sobre lo que Bulgaria tiene que hacer", teniendo en cuenta "la situación geográfica de Bulgaria, que resulta muy expuesta".

No hubo más detalles sobre los habituales puntos de fricción, es decir, sobre las demandas a Sofía para que ejerza un control más estricto de las fronteras exteriores del espacio Schengen. El jefe del Gobierno búlgaro puso el acento en su interés por el desarrollo del corredor gasístico South Stream a través de su país, y dijo confiar en el apoyo de Francia gracias a sus "influencias" en el seno de la Unión Europea, pero también con Rusia, impulsora del proyecto, actualmente suspendido. La visita de Borisov a París fue la ocasión para la presentación de una exposición sobre el esplendor de la Tracia antigua en el Museo del Louvre (efe).

Publicidad