Francia promete mejorar seguridad de los turistas chinos | Europa al día | DW | 31.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Francia promete mejorar seguridad de los turistas chinos

Francia anunció este lunes (31.10.2016) que trabajará para garantizar la seguridad de los turistas chinos en su territorio, que han bajado durante este año tras los atentados terroristas de París de hace un año y Niza en julio pasado. "Tengo un mensaje a todos los que quieran venir a hacer turismo en Francia: los chinos son bienvenidos”,  afirmó en una rueda de prensa el ministro francés de Asuntos Exteriores, Jean-Marc Ayrault, junto con su homólogo chino, Wang Yi.

Francia cerrará este año con una previsión de 1,6 millones de turistas chinos, frente a la cifra récord de 2 millones de 2015, y París interpreta que los atentados del último año ha pesado en el ánimo de los viajeros de este país. "Debemos mejorar la oferta francesa, no solamente en términos de seguridad, que es una prioridad, pero también en términos de oferta, con nuevos productos, dirigidos a nuevos públicos”, señaló Ayrault.

Francia se ha marcado el "objetivo ambicioso” de alcanzar los 5 millones de turistas chinos para 2020, para lo que además de esas mejoras en seguridad y oferta ha modificado el sistema de concesión de visados, recalcó el titular francés de Exteriores. Wang Yi señaló por su parte que está "convencido” de que las autoridades francesas "tomarán las medidas necesarias para garantizar y proteger” la seguridad y los derechos de los ciudadanos y establecimientos chinos en aquel país.

Ayrault y Wang se reunieron en Pekín, en su sexto encuentro en lo que va de año, para repasar la cooperación bilateral y cuestiones internacionales de interés global. El ministro francés cerró hoy una visita de cuatro días, durante la cual participó en Chengdu (suroeste) en la quinta reunión de la cooperación descentralizada Francia-China, que reúne a representantes de regiones, provincias y ciudades de ambos países. (EFE)

Publicidad