Francia: Macron cumple cien días en el poder | Europa | DW | 21.08.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Francia: Macron cumple cien días en el poder

Este lunes (21.8.2017), Emmanuel Macron cumple sus primeros cien días en la jefatura del Estado francés. Según la encuestadora Ifop, hasta ahora, sólo el 36 por ciento de sus compatriotas está satisfecho con su gestión

Emmanuel Macron cumple sus primeros cien días en la presidencia de Francia, atribulado por una notable caída de su índice de popularidad. Un sondeo de opinión realizado por el instituto demoscópico Ifop para el diario Le Figaro –del 7 al 9 de agosto entre 1.001 personas representativas de la población francesa mayor de 18 años– apunta a que sólo el 36 por ciento de sus conciudadanos está contento con su labor. Según una encuesta de Harris Interactive –realizada del 8 al 10 de agosto entre 994 personas mayores de edad, con un margen de error de entre 1,4 y 3,1 puntos–, la proporción de insatisfechos es del 62 por ciento.

Macron busca recuperar la confianza de Bruselas y Berlín

Estos índices de aceptación son incluso es más bajos que los que tenía su impopular antecesor, François Hollande, en el mismo momento de su mandato. Ya en julio, el apoyo del que gozaba Macron había caído diez puntos porcentuales. La puesta en marcha de reformas impopulares y problemas de comunicación han empañado su imagen, al tiempo que se alzan voces que critican su estilo de gobernar. Y después del paréntesis estival le esperan algunos grandes desafíos potencialmente conflictivos que pueden decidir la suerte de su presidencia. Hasta hace algunas semanas aún parecía que Macron tenía éxito en todo.

El semanario The Economist llegó al punto de ilustrar su portada con su efigie caminando sobre el agua... ¿Qué ha pasado? Tras las elecciones legislativas de junio, que ganó ampliamente, Macron comenzó a impulsar reformas estructurales para sanear la economía francesa y combatir el elevado desempleo.  Sin embargo, como estos planes se están concretando ahora, el presidente también ofrece nuevos flancos para los ataques en su contra. Uno de los motivos de disputa es la política de austeridad del Gobierno. Francia debe recortar sus gastos este año en 4.500 millones de euros para cumplir con el objetivo de déficit de la Unión Europea.

El gran desafío

Una disputa sobre el dinero también precipitó la sonada dimisión del jefe del Estado Mayor, Pierre de Villiers. Macron había sermoneado públicamente al general por haber criticado el anunciado recorte del presupuesto militar: "Yo soy el jefe”.  Esas palabras le echaron leña al fuego de los críticos, que acusan a Macron de pretender controlar todo desde el Elíseo. El joven presidente, de 39 años, tiene en su haber que en muy poco tiempo ha encontrado su sitio como peso pesado en el escenario internacional. En materia de política interior, impulsó una ley que busca poner coto a la corrupción y el nepotismo en la administración pública.

Sin embargo, la prueba definitiva aún está por llegar: en septiembre está previsto que Macron emita decretos para implementar la reforma del derecho laboral. Si los sindicatos movilizan a sus bases para expresar su rechazo a la reforma, a Macron le espera un "otoño caliente”. Y la reforma no es más que el principio de otros cambios delicados, como, por ejemplo, los pautados para el seguro de desempleo y el sistema de pensiones.

ERC ( dpa / AFP )

DW recomienda

Publicidad