Francia, donde el terrorismo ha matado a 264 personas en ocho años | Europa | DW | 30.10.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Francia, donde el terrorismo ha matado a 264 personas en ocho años

Ataques a gran escala, atentados en conciertos, operaciones contra medios de comunicación y también acuchillamientos al azar son algunas de las acciones que han perpetrado terroristas en territorio francés.

Tras el surgimiento y crecimiento del Estado Islámico y otros grupos radicales en África y Asia, Francia se ha convertido en uno de los epicentros de los atentados terroristas. Las fuerzas militares galas han participado en la lucha contra estas agrupaciones insurgentes, lo que ha derivado en que la lucha pase de las zonas de conflicto a las ciudades mismas en el corazón de Europa. Los atentados, que inicialmente eran perpetrados por milicianos o combatientes leales a los grupos yihadistas, poco a poco fueron derivando en acciones de los llamados "lobos solitarios”, fanáticos religiosos que comulgan con las ideas extremistas de estas organizaciones.

Según un recuento de la agencia de noticias EFE, desde 2012 un total de 264 personas han sido asesinadas en atentados islamistas en Francia. Entre las víctimas hay policías y soldados, pero también periodistas y personas comunes y corrientes que disfrutaban de un concierto, un paseo por la costa o sencillamente estaban sentadas en las terrazas de París. Los principales objetivos se relacionan con las fuerzas de seguridad, las instituciones religiosas (como el ataque de Niza, frente a la catedral de Notre Dame) y la prensa. Todas ellas representan elementos simbólicos determinantes para los valores franceses: el Estado, la religión y la libertad.

Desde el ataque contra la redacción de la revista Charlie Hebdo, hecho ocurrido el 7 de enero de 2015, comenzó un lustro que ha estado marcado por ataques con arma blanca en la calle. En el siguiente listado mencionamos los principales atentados cometidos en Francia en este período.

7 de enero de 2015. Los hermanos Chérif y Saïd Kouachi perpetraron un ataque armado contra las oficinas de la revista satírica Charlie Hebdo, donde causaron la muerte de doce personas, entre caricaturistas, personal de la oficina y un oficial de Policía. El semanario estaba amenazado desde 2006, por haber publicado caricaturas de Mahoma. En hechos posteriores protagonizados por los mismos Kouachi así como por Amedy Coulibaly, un maliense cercano a estos, murieron otras cinco personas. Esta acción fue reivindicada por el grupo Al Qaeda en la Península Arábiga.

26 de junio de 2015. un repartidor de 35 años mató y luego decapitó con un cuchillo a su jefe, Hervé Cornara, en Chassieu (centro-este), dos días después de haber discutido con él. Luego, enarbolando banderas islamistas, intentó hacer explotar una fábrica, a la que embistió con una camioneta cargada con bombonas de gas. Fue detenido, y seis meses más tarde se suicidó en prisión.

21 de agosto de 2015. Ayoub El Khazzani abordó un tren que recorría la ruta Ámsterdam-París. El hombre pretendía realizar un atentado y portaba un fusil y otras armas. Sin embargo, fue descubierto por un pasajero que intentaba ingresar al baño, lo que desató un enfrentamiento. Un grupo de turistas estadounidenses presentes en ese momento logró reducir al atacante. Tres personas resultaron heridas. El actor y director Clint Eastwood filmó una película sobre este hecho.

13 de noviembre de 2015. En el que resultó ser el atentado más grave de la historia de Francia, 137 personas perdieron la vida en una seguidilla de atentados, que comenzaron con la inmolación de un radical cerca del estadio de Saint-Denis y siguieron con varios tiroteos en distintas zonas de la ciudad, entre ellas la sala Bataclan, donde se celebraba un concierto de la banda estadounidense Eagles of Death Metal con un millar de espectadores. Esta acción fue reivindicada por el Estado Islámico.

13 de junio de 2016. Un terrorista de 25 años identificado como Larossi Abballa, quien había jurado lealtad a Estado Islámico, llegó a la casa de una pareja de policías en el barrio de Magnanville, en las afueras de París. En la puerta del hogar asesinó a un comandante de 42 años. Luego entró al lugar y mató a la esposa del policía, ella misma también funcionaria policial, frente a su hijo. Abballa fue abatido posteriormente por las fuerzas de seguridad.

14 de julio de 2016. Mohamed Lahouaiej Bouhlel, un tunecino, condujo un camión de carga de 19 toneladas contra una multitud que festejaba el Día Nacional de Francia en la costanera de la ciudad de Niza. Tras atropellar a decenas de personas, bajó del vehículo y disparó con un arma. Antes de ser abatido por la policía, el terrorista mató a 86 personas e hirió a 434. Estado Islámico dijo que la acción era una prueba de la efectividad de su llamado a realizar acciones contra los países que combatían a EI en Irak y Siria.

El atentado de Niza en 2016.

El atentado de Niza en 2016.

Los ataques de los lobos solitarios se han multiplicado desde 2015, en desmedro de las operaciones más organizadas, como veremos a continuación.

26 de julio de 2016. Jacques Hamel, un cura de Saint-Etienne-du-Rouvray (norte), fue decapitado en su iglesia por Abdel Malik Petitjean y Adel Kermiche, que murieron a manos de la policía. El asesinato fue reivindicado por el grupo EI.

20 de abril de 2017. El islamista francés Karim Cheurfi, quien ya había estado preso por haber disparado contra dos policías, atacó con un fusil un furgón policial que se encontraba en los Campos Elíseos, en pleno centro de París, matando a un agente e hiriendo a otros dos. Además, otra persona resultó lesionada. Cheurfi fue abatido.

1 de octubre de 2017. Un tunecino de 29 años apuñaló a dos mujeres jóvenes en la explanada de la estación de trenes de Marsella (sureste), al grito de "Alá es grande", antes de ser abatido por militares que estaban de patrulla. El atentado fue reivindicado por el grupo Estado Islámico (EI).

El atentado en Marsella.

El atentado en Marsella.

23 de marzo de 2018. Un terrorista acabó con la vida de cinco personas y dejó quince heridos en el secuestro de un supermercado en Trèbes y Carcasona, al sur de Francia.

12 de mayo de 2018. Un joven francés, nacido en Chechenia, atacó con un cuchillo a peatones en una calle del centro de París, cerca de la Ópera. Al grito de "Alá es grande", mató a una persona e hirió a cuatro antes de ser ultimado por las fuerzas de seguridad. El ataque fue reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico.

11 de diciembre de 2018. El mercado navideño de Estrasburgo fue blanco de Chérif Chekatt, terrorista aliado al EI y conocido por delitos comunes, quien mató a tiros a cinco personas, antes de ser abatido dos días más tarde en esa misma ciudad.

3 de octubre de 2019. Un informático que trabajaba en una unidad de inteligencia y que se había radicalizado recientemente mató a tres policías y un administrativo en un ataque contra la Prefectura de Policía de París.

3 de enero de 2020. Un joven de 22 años, convertido al islam y con problemas psiquiátricos, atacó con cuchillo a varias personas en un parque de Villejuif, cerca de París. Una persona falleció y dos resultaron heridas. El atacante fue abatido por la policía.

Policías desplegados en Villejuif.

Policías desplegados en Villejuif.

4 de abril de 2020. Dos personas fueron asesinadas y cuatro resultaron heridas en un ataque con cuchillo en la localidad de Romans-sur-Isère, cerca de Lyon. El sospechoso es un refugiado sudanés de 33 años, quien ingresó a varias tiendas a acuchillar personas.

25 de septiembre de 2020. Un hombre dejó a dos personas gravemente heridas frente a las antiguas oficinas de Charlie Hebdo, cuya actual ubicación es secreta para evitar nuevos ataques. Esto ocurrió a tres semanas del juicio contra varios individuos por supuesta complicidad en la masacre de 2015 en la sede del semanario satírico.

16 de octubre de 2020. El profesor Samuel Paty es asesinado tras haber mostrado caricaturas de Mahoma en una clase, donde esperaba debatir con sus alumnos sobre la importancia de la libertad de expresión. El pedagogo fue atacado por un joven de origen checheno de 18 años, que fue abatido posteriormente.

Diego Zúñiga (EFE, AFP)

DW recomienda