Francia derrota a Brasil | Deportes | DW | 01.07.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Deportes

Francia derrota a Brasil

Mal día para los favoritos. La jornada trajo primero el adiós de los ingleses a Alemania 2006. Luego, la despedida le sobrevino a Brasil. No habrá sexta Copa carioca. Esta vez, el trofeo se queda en Europa.

Zidane: ¿retirada por lo alto?

Zidane: ¿retirada por lo alto?


Serán abueletes, pero desde luego, no están para la jubilación. El equipo francés, aquel que estuvo a punto de no pasar a octavos ante combinados como Togo, Corea del Sur y la Suiza que no metió ni un penalti, se clasifica para la semifinal pasando por encima, nada más y nada menos, que de Brasil. Chapó por los galos.

Habrá que contar con Francia

Fußball, WM 2006, Brasilien - Frankreich, 01.07.2006, Treffer Henry

El magnífico gol de Henry decidió el partido para los galos.

La Francia que vimos hoy fue la misma que envió a las jóvenes promesas españolas de regreso a casa, por el mismo caminito por el que habían venido: atravesando los Pirineos. Perfectamente posicionada, serena y sabia. Correr que corra el contrario, porque no el que más corre llega más lejos. Efectiva en el momento decisivo. Marcando al otro hasta extenuarlo en la más pura manía persecutoria. Si esta es la Francia que se quiere seguir luciendo en Alemania, habrá que contar con los galos, por lo menos, para la final.

El próximo rival de los "bleus" será Portugal. Y seguramente los franceses se relamen ya ante otro sureño con ganas de explayar un fútbol vistoso. Quizás Zidane no esté tan lejos de convertir en realidad su seño de despedirse del balompié besando la Copa de campeón del mundo. Quién lo hubiera dicho hace sólo unas semanas.

Inglaterra decepciona de nuevo

Una vez más, poco tuvo que ver lo que los ingleses demostraron en este Mundial con lo que uno espera de los chicos de la Premier League. Su fútbol, poco brillante y sin muchas ideas. Su calidad, más individual que colectiva. Sus partidos, aburridos. Sus resultados, rácanos.

Fußball, WM 2006, England - Portugal, 01.07.2006

Cristiano Ronaldo metió el penalti decisivo: Portugal pasa a la semifinal.

Un equipo abonado al 1-0 que pasa las rondas porque es Inglaterra, la cuna del balompié. Y porque están los Beckham y los Owen para sacar las castañas del fuego y los puntos de las jugadas a balón parado.

Así se llega a cuartos, pero no se ganan Mundiales. Por eso, de nuevo los británicos decepcionan y hacen las maletas. Contra Portugal tuvieron ocasiones de gol, pero con un hombre menos por la sinrazón de Rooney el equipo no logró romper la fuerza de voluntad lusa. En los penaltis, quien mantuvo la calma se hizo con el partido y ésos, no fueron los ingleses.

Ricardo no necesita chuleta

Fußball, WM 2006, England - Portugal, 01.07.2006

Ricardo: nuevo héroe portugués.

El de Portugal es el segundo pase a semifinales que se decide de penalti. El primero lo protagonizaron ayer Alemania y Argentina. Soberano estuvo el portero alemán, Jens Lehmann, que paró dos de los tiros albicelestes. El secreto de su éxito lo llevaba escondido en el calcetín: una chuleta en la que el germano llevaba bien apuntadito cómo les gustaba a los diferentes jugadores argentinos tirar sus penaltis.

A Ricardo, el guardameta portugués, no le hizo falta papelito y también detuvo en dos ocasiones los disparos británicos. Cierto es que el nerviosismo se notó en los isleños, que cometieron errores en los lanzamientos impropios de su clase. Con todo, Ricardo, como ayer Lehmann, se convierte en héroe nacional. ¿Será este el Mundial de los porteros en lugar de la Copa de los goleadores?

La Copa se queda en Europa

La derrota brasileña ha desencadenado la tristeza propia en el país sudamericano, y la alegría consecuente en las calles de toda Francia. Pero supone además el adiós del último equipo no europeo del campeonato.

En las semifinales se enfrentarán Alemania e Italia por un lado, Portugal y Francia por el otro. Clásicos del fútbol desde luego, aunque un poco más de variedad geográfica no hubiera venido mal. Aún así, obviando quizás el eterno interrogante italiano, hay que decir que los equipos semifinalistas merecen el lugar alcanzado.

DW recomienda