Francia celebra su primer matrimonio homosexual | Europa | DW | 29.05.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Francia celebra su primer matrimonio homosexual

Ante 500 invitados, Vincent Aubin y Bruno Boileau dieron el sí en una emotiva ceremonia, que incluyó música de Frank Sinatra.

“Es para mí un placer declararlos casados por la ley”, dijo la alcaldesa de Montpellier, Hélène Mandroux, en el que pasará a la historia como el primer matrimonio homosexual de la historia de Francia, celebrado en la tarde de este miércoles (29.05.2013) en la ciudad de Montpellier al son del tema “Love and marriage”, de Frank Sinatra.

La ceremonia, realizada en el ayuntamiento y que fue posible gracias a la aprobación de una polémica ley que ha generado multitudinarias protestas en Francia, contó con la presencia de unos 500 invitados, entre familiares y amigos de los nerviosos novios, Vincent Aubin, de 40 años, y Bruno Boileau, de 30.

Estos se besaron en medio de aplausos tras dar el sí. Los alrededores del recinto eran custodiados por la policía, para asegurar que la ceremonia no fuera interrumpida por opositores a la ley impulsada por el Gobierno del presidente François Hollande, cuyo acápite más controvertido es la posibilidad de que las parejas del mismo sexo puedan adoptar hijos. Ese punto generó fuertes discrepancias en el debate parlamentario.

“La sociedad del mañana”

Los novios, que vistieron de gala para la ocasión, se conocieron hace seis años, cuando comenzaron a discutir sobre música en un foro de Internet. Toda la ceremonia se realizó en calma, salvo por el lanzamiento de una bomba de humo en las cercanías del ayuntamiento, ataque que no logró eclipsar la magnificencia de la jornada.

Aubin, visiblemente emocionado, dijo desde un balcón a los cientos de curiosos que asistieron a presenciar el acontecimiento, que debían “amarse unos a otros, ámennos a nosotros, amen a otro, porque eso es importante”. La alcaldesa, en tanto, dijo que “este momento es histórico. Estamos construyendo juntos la sociedad del mañana”.

Mandroux también leyó una carta de Jack Lang, un exministro de Educación que es homosexual. “Vuestra felicidad me ilumina. Ahí está el amor, ahí está la vida”, decía el texto. Al acto también asistió la portavoz del Gobierno, Najat Vallaud-Belkacem. Montpellier se autoproclama como la ciudad francesa más acogedora con los homosexuales.

DZC (Reuters, dpa, AFP)

DW recomienda

Publicidad