Francia: 139.000 a cargo de la seguridad de Nochevieja | Europa al día | DW | 31.12.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa al día

Francia: 139.000 a cargo de la seguridad de Nochevieja

Policía francesa.

Policía francesa.

Francia saca a la calle a 139.000 personas entre policías, gendarmes, bomberos y militares para garantizar la seguridad durante la noche de este jueves (31.12.2020) y, sobre todo, para que se respete el toque de queda que va a marcar esta particular Nochevieja.

"Se han dado consignas para que el toque de queda a partir de las 20.00 horas se respete particularmente", advirtió el ministro de Interior, Gérald Darmanin, en Nanterre, durante una ronda a los agentes de servicio en varias ciudades de las afueras de París.

En declaraciones a la prensa, Darmanin explicó que se han movilizado 100.000 policías y gendarmes, cuando en una noche normal son cinco veces menos. También van a estar en alerta 32.000 bomberos por todo el país y 7.000 militares de la misión antiterrorista Sentinelle van a continuar sus rondas.

Francia salió de su segundo confinamiento por el coronavirus después de más de un mes y medio el pasado 15 de diciembre, pero desde entonces está en vigor un toque de queda nocturno entre las 20.00 y las 6.00 horas. A partir del sábado, se plantea adelantar el toque de queda en una veintena de departamentos a las 18.00 horas, dado el incremento de casos positivos por SARS-CoV-2 (solo en la jornada del miércoles se comunicaron 26.457 nuevos contagios).

El ministro indicó que desde el 15 de diciembre las fuerzas del orden han llevado a cabo 560.000 controles de cumplimiento del toque de queda que han dado lugar a 30.000 multas. Esta noche estarán particularmente vigilados, para evitar concentraciones, algunos de los lugares habituales de celebración de la Nochevieja, como la avenida de los Campos Elíseos de París, el puerto antiguo de Marsella, la plaza Bellecour de Lyon o la plaza del Capitolio de Toulouse.

Los policías y gendarmes deberán impedir que se celebren fiestas clandestinas masivas. Para intentar limitar los desplazamientos, en París se van a cerrar la mitad de las líneas del metro (8 de 16) a partir de las 21.00 horas y disminuirá la frecuencia de pasos de convoyes en las que seguirán en servicio, donde además estarán clausuradas muchas estaciones.

Esta estrategia de reducción de la oferta de transporte público también se va a utilizar en otras ciudades francesas. La última noche del año se caracteriza también en Francia por el estallido de disturbios y por la quema vandálica de vehículos. (EFE)