“Fracaso histórico de Angela Merkel” | La prensa opina | DW | 05.09.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

“Fracaso histórico de Angela Merkel”

La derrota de la coalición de gobierno de la canciller alemana en el Estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental y el rol de Alemania en la guerra en Libia son analizados por editorialistas.

Derrota de la CDU de Angela Merkel en Mecklenburgo-Antepomerania.

Derrota de la CDU de Angela Merkel en Mecklenburgo-Antepomerania.


The Times
, de Londres: “Desde el canciller alemán Konrad Adenauer, en 1949, en Alemania ha habido cancilleres inteligentes y con amplitud de miras. La canciller Angela Merkel no pertenece a ese grupo. Su Gobierno ha demostrado ser incompetente, débil y de horizonte estrecho, y esto no sólo vale para la política interna. Los aliados de Alemania tienen razón en estar preocupados por el concepto de solidaridad de Angela Merkel con la alianza de países occidentales. Alemania es la única culpable de su aislamiento dentro de la OTAN. En la votación en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre la intervención en Libia, Alemania se abstuvo, junto con Rusia y China. Libia es el mayor fiasco de política exterior de Alemania. Y la política exterior de la canciller Merkel se aleja de la tradición de sus antecesores. Su fracaso es histórico.”


"Angela Merkel debe temer por su coalición de gobierno"

La Stampa, de Turín: “Angela Merkel se enfrenta a uno de los meses más difíciles de su período como canciller alemana, y, por primera vez, tiene serios motivos para temer por su coalición de gobierno. Pasará por la prueba de fuego a fines de septiembre, cuando el Parlamento alemán decida sobre la ampliación de las atribuciones del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF). Muchos de sus compañeros de partido que, hasta el momento, han apoyado todas y cada una de las decisiones de la canciller –en temas que van desde la energía atómica hasta la ayuda a Grecia-, están disgustados, ya que no comprenden por qué Alemania debe seguir ofreciendo más garantías a los países endeudados. Lo notable de esta situación es que el único político de jerarquía que ha tomado partido por Merkel es el ex canciller Gerhard Schröder, un socialdemócrata.”
 

“Coalición de SPD y CDU puede estar orgullosa”

Die Welt, de Berlín: “La coalición de socialdemócratas (SPD) y conservadores (CDU) del Estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental, en el noreste de Alemania, puede estar orgullosa de ser, en muchos años, la primera en haber equilibrado su presupuesto. Desde 2006, ese Estado alemán pobre y postergado sigue sin endeudarse, lo que no siempre han podido lograr Estados mucho más grandes y ricos del Oeste de Alemania, por no hablar de la Federación. Hace poco, el Parlamento federado de Schwerin, la capital de Mecklemburgo-Pomerania Occidental, introdujo en su Constitución un límite para la deuda, incluso en contra de los votos del Partido La Izquierda. El presidente del Estado federado, Erwin Sellering, declaró antes de las elecciones que de ninguna manera está dispuesto a dejar de lado la política de consolidación en favor de la búsqueda de un nuevo socio de coalición. A Sellering se lo podrá juzgar de acuerdo con esa promesa.”
 

“Una lección”

Frankfurter Allgemeine Zeitung, de Fráncfort del Meno: “Así como las urnas le confirieron en marzo de 2011 un nuevo mandato a la Unión Cristianodemócrata (CDU) y al Partido Socialdemócrata (SPD) en Sajonia-Anhalt, el electorado ha decidido ahora otorgarle también a esa gran coalición un nuevo mandato en Schwerin, con una CDU bastante golpeada por la tendencia a nivel nacional como socio minoritario. Y a pesar de que muchas de sus decisiones –desde la reforma de los distritos administrativos hasta el techo para la deuda- son tan mal visto allí como en otros Estados. El resultado de estos comicios es una lección ya que, en el fondo, no es asunto de los políticos si los ciudadanos ven el vaso vacío o a medio llenar en cuanto a sus oportunidades y las de las futuras generaciones. Incluso a pesar de que sigan pensando, como Erwin Sellering, que la ex Alemania Oriental no era un estado inconstitucional.”

Autora: CP/ dpa
Editor: Enrique López Magallón

DW recomienda