Fracasa intento por rescatar a barco varado en la Antártida | El Mundo | DW | 30.12.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Fracasa intento por rescatar a barco varado en la Antártida

Las condiciones del tiempo han imposibilitado el trabajo de dos rompehielos que se encuentran cerca de la embarcación rusa.

Mucha nieve, mucha ventisca, mucho hielo. Así se podría resumir la situación que ha imposibilitado, hasta ahora, el rescate de las 74 personas, entre científicos y turistas, que están atrapadas en las cercanías de la Antártida a bordo del barco ruso Akademik Shokalskiy, que desde el 24 de diciembre se encuentra varado en el hielo de la zona, de un grosor que supera las capacidades del barco y de sus eventuales rescatistas.

Este lunes (30.12.2013) las esperanzas estaban cifradas en el rompehielos australiano Aurora Australis, que intentó acercarse a la embarcación rusa, pero debió detener sus labores debido a una fuerte ventisca que lo obligó a volver a mar abierto, a unas 18 millas náuticas del Akademik Shokalskiy. Así lo confirmó a la agencia Reuters la Autoridad de Seguridad Marítima Australiana (AMSA, por sus siglas en inglés).

El barco australiano se había acercado hasta a 10 millas náuticas de la embarcación varada antes de verse obligado a dar la vuelta. “Las condiciones meteorológicas no son seguras para proceder”, dijo la portavoz de AMSA, Lisa Martin. Se trata del tercer intento por sacar del lugar a las personas del navío. De cualquier modo, el jefe de la expedición, Chis Turney, aseguró que en el barco ruso “tenemos combustible y comida fresca para dos semanas”.

A los pasajeros solamente les queda esperar a sus rescatistas.

A los pasajeros solamente les queda esperar a sus rescatistas.

Año Nuevo en el hielo

El otro barco que intenta rescatar al Akademik Shokalskiy es un rompehielos chino, el Snow Dragon, que se encuentra lejos del barco varado, aunque puede divisarlo. El Snow Dragon cuenta con un helicóptero a bordo que podría ser usado para rescatar a los pasajeros si el Aurora Australis no consigue llegar, dijo AMSA previamente, pero éste no podía despegar por la nieve. O sea, tampoco es una opción por ahora.

Esto, pese a que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia aseguró que los pasajeros serían rescatados con la aeronave. El pequeño-gran detalle es que el tiempo está jugando una mala pasada. “El helicóptero tampoco puede volar en estas condiciones. Esencialmente no hay nada que podamos hacer en este momento”, explicó Martin. De hecho, el Aurora Australis tendría que esperar a que el tiempo mejore antes de intentar un nuevo rescate.

El barco ruso zarpó desde Nueva Zelanda el 28 de noviembre en una expedición privada para celebrar el centenario de un viaje a la Antártida encabezado por el famoso explorador australiano Douglas Mawson. A bordo van turistas y científicos rusos y australianos, además de 22 tripulantes de nacionalidad rusa. Según Martin, todo indica que los pasajeros celebrarán Año Nuevo en el barco. “Ciertamente, parece que estarán ahí mañana”, dijo la portavoz de AMSA.

DZC (Reuters, BBC)

DW recomienda

Publicidad