Fráncfort del Meno muestra sus raíces flamencas | Cultura | DW | 15.11.2005
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Fráncfort del Meno muestra sus raíces flamencas

Pocos saben que Fráncfort tiene raíces flamencas. El Museo de Historia muestra como la inmigración protestante belga hace 450 años sentó las bases del desarrollo económico de la capital financiera de Alemania.

default

Fráncfort del Meno, imagen de 1868.


En la obra "El mercader de Venecia", escrita por Shakespeare en 1597, el personaje estelar se queja de la pérdida de un valioso diamante que le costó 2.000 ducados de Fráncfort. Ya entonces la ciudad a orillas del Meno se había convertido en una de las metrópolis más ricas de Europa. La exposición "Fe Poder Arte" (Glaube Macht Kunst) organizada por el Museo de Historia de Fráncfort en cooperación con el Museo de Amberes Hessenhuis, exhibe hasta el 12 de febrero un total de 265 objetos que explican cómo la ciudad a orillas del río Meno alcanzó un repentino esplendor. El florecimiento de Fráncfort hace 450 años tiene una estrecha relación con la inmigración protestante que huía de la invasión española en los Países Bajos.

Perseguidos por su fe

La expulsión de los protestantes de Amberes, entonces el puerto comercial más importante de Europa, ayudó a que Fráncfort, nuevo hogar de los perseguidos de fe, alcanzara un enorme bienestar económico. "Los protestantes de Amberes huyeron a Hamburgo y Leipzig, pero en Fráncfort fue donde dejaron huella", afirma el director del Museo Jan Gerchow. Hoy en día sigue habiendo tres comunidades que descienden de los inmigrantes de entonces.

Muchos inmigrantes tenían una buena preparación y provenían de familias acaudaladas, de hecho el banquero, Johann von Bodeck fue el hombre más rico de la ciudad y el primer millonario de Fráncfort. Su presencia dio un enorme impulso a la industria de la construcción y algunos de los más bellos edificios de la ciudad fueron construidos entonces.

Floreciente centro comercial

El testimonio de que los inmigrantes provenientes de Flandes trajeron nuevas modas y tecnologías, lo muestran piedras preciosas, pinturas, libros, monedas y ricas telas que se exhiben en la exposición. Gracias a los inmigrantes Francfort se convirtió en poco tiempo en un centro comercial donde se comerciaban diamantes, seda y hermosa orfebrería. En el marco de la exposición se exhibe por primera vez el documento con el que se fundó la bolsa de Fráncfort en 1585. "Las ciudades crecen y viven a través de la inmigración", dice el director del Museo, Jan Gerchow.

Enlaces externos