FMI: ″La economía de Ucrania no debe desatar pánico″ | El Mundo | DW | 28.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

FMI: "La economía de Ucrania no debe desatar pánico"

La directora gerente del organismo dijo que aún es necesario reunir información para conocer cuánta ayuda financiera necesita el país. Lagarde se reunió con el ministro alemán de AA.EE., Frank-Walter Steinmeier.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, afirmó que la situación financiera en Ucrania no es muy crítica y no debe desatar el pánico.

"No vemos nada que sea crítico, que sea como para entrar en pánico en este momento", dijo Lagarde ante periodistas tras un encuentro con el ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, en Washington.

Un equipo del FMI viajará a Ucrania a partir de la próxima semana para reunir información y hablar con las autoridades, ya que no hay cifras concretas a mano para calcular qué ayuda se necesita realmente.

El nuevo gobierno proeuropeo en Kiev afirmó que necesita ayuda financiera extranjera por un total de 35.000 millones de dólares para evitar la bancarrota.

Hace falta evaluación

Lagarde dijo, sin embargo, que aún era "muy prematuro" para decir cuáles son los requerimientos financieros. Lagarde y Steinmeier se mostraron de acuerdo en que aún debe precisarse la necesidad exacta del país.

El ministro alemán dijo que Rusia debería ser incluida en los esfuerzos de rescate y añadió que es del interés de Rusia estar involucrado en las negociaciones para la ayuda debido al estrecho vínculo económico entre los dos países.

En 2010, el FMI acordó otorgar un préstamo de 15.100 millones de dólares a Ucrania, pero éste fue suspendido después de menos de un año por la negativa de Ucrania a atenerse a las reformas financieras, por lo que el préstamo terminó siendo sólo de 3.500 millones de dólares.

Posible bancarrota

Ucrania estaba al borde de la bancarrota a fines del año pasado, cuando el derrocado presidente Viktor Yanukovich se apartó de un acuerdo de asociación con la Unión Europea (UE) para acercarse a Rusia.

Rusia ofreció a Ucrania una asistencia de 18.000 millones de dólares en diciembre, lo que equivale al 10 por ciento del PBI. Quince millones fueron entregados como préstamos a corto plazo y tres millones como descuentos sobre suministros de gas ruso.

Los actuales déficits en el presupuesto y la cuenta corriente han aumentado al ocho por ciento del PBI debido en parte a que la crisis financiera mundial ha golpeado duro a Ucrania. La deuda ucraniana aumentó a un 41 por ciento del PBI a fines de 2013 en comparación con el 12,3 por ciento en 2007.

La agencia de calificación Standard & Poor's degradó la nota de Ucrania a "CCC+" y luego a "CCC" el 20 de febrero con perspectivas negativas, no muy lejos de la "D" dada a los países que ya no pueden cumplir con sus obligaciones financieras.

EL(dpa, efe)

Publicidad