Fisco: Francia no es un ejemplo para Italia | Economía | DW | 25.10.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Fisco: Francia no es un ejemplo para Italia

A 18 meses de haber asumido la presidencia de Francia, Emmanuel Macron ha querido aleccionar a los italianos instándolos a endurecer su disciplina fiscal; pero el presupuesto galo no luce mucho mejor que el de su vecino.

Frankreich Regierungsbildung Bruno Le Maire (Getty Images/AFP/T. Samson)

El ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire.

La nueva cita (25.10.2018) del ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, con su homólogo italiano, Giovanni Tria, ha llevado a observadores a preguntar cínicamente si París realmente puede darle lecciones a Roma sobre cómo apretarse el cinturón. En septiembre, Le Maire regresó a casa con la cola entre las piernas tras haber intentado persuadir al nuevo Gobierno italiano de reducir su déficit fiscal para que no superara los límites establecidos por la Unión Europea: el funcionario galo se vio obligado a asegurar que el déficit fiscal francés no sobrepasaría el umbral comunitario.

Esta semana, la Comisión Europea rechazó el proyecto de presupuesto italiano para 2019, alegando que no cumplía con la reglamentación alusiva al gasto público, y le pidió al Gobierno de Roma que entregue otro en un lapso de tres semanas. De no hacerlo, Italia podría ser blanco de sanciones. Pero el proyecto de presupuesto francés para el año próximo –que fue publicado en septiembre– también ha sido criticado por no hacer recortes suficientes en el gasto público y augurar un déficit del 2,8 por ciento, muy cercano al 3 por ciento que el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE puso como límite.

Giovanni Tria (Reuters/T. Gentile)

Giovanni Tria, ministro de Finanzas de Italia.

Francia, pobre desempeño

En septiembre, el Fondo Monetario Internacional pronosticó que el déficit fiscal de Francia sería del 3,2 por ciento de su producto interno bruto en 2019. En comparación, el déficit de Italia podría quedar por debajo de la marca del 3 por ciento. La deuda italiana equivale al 130 por ciento del producto interno bruto –es la más grande después de la griega–, mientras que la francesa ascendió al 97 por ciento en 2017; sin embargo, la Comisión Europea reprochó que la trayectoria gala "no respetaba el ritmo de reducción de deuda para 2019” y le exigió a Francia recortes del gasto superiores a los previstos por París.

También la ralentización del crecimiento económico de Francia amenaza sus metas fiscales. La economía local sólo creció en un 0,2 por ciento, tanto en el trimestre pasado como en el antepasado; menos que en Italia. Pero esto no es nuevo, alertan analistas. La diferencia principal entre ambos países es que Francia tiene costos de financiamiento mucho más bajos que Italia. "Esto ejerce una influencia significativa sobre su dinámica de endeudamiento a largo plazo”, comenta Antoine Bouvet, de Mizuho International, en Londres.

Frankreich Präsident Emmanuel Macron bei Paris auto show (Reuters/R. Duvignau)

El presidente de Francia, Emmanuel Macron.

"Francia está descarrilada”

Hay otros rasgos que distinguen a Italia de Francia y también de España. "Los dos últimos tendrían mayores probabilidades de beneficiarse del programa de prevención  Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) y, en consecuencia, por el respaldo del Banco Central Europeo. En cambio, es poco probable que el actual Gobierno italiano acepte el tipo de condiciones fiscales que esos apoyos comunitarios impondrían”, agrega Bouvet.

"La Comisión Europea tiene que tomar en consideración el panorama político-económico más amplio sin dar la impresión de que Francia recibe un trato privilegiado por ser un actor económico de peso y un contribuyente neto del presupuesto comunitario”, señala Robin Huhuenot-Noel, investigador del European Policy Center de Bruselas. "En términos fiscales, Francia está descarrilada y su presidente, Emmanuel Macron, ni siquiera está tratando de disimularlo. Su Gobierno está recortando los impuestos antes de recortar el gasto público. Es difícil imaginar cómo esto puede funcionar”, esgrime Francois Ecalle, director de Finanzas Públicas y Economía, una entidad independiente con sede en París dedicada a la monitorización fiscal. Macron ha querido aleccionar a los italianos instándolos a endurecer su disciplina fiscal; pero el presupuesto galo no luce mucho mejor que el de su vecino.

(ERC/ERS)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda