Fischer: “No nos dejaremos presionar” | Europa | DW | 07.04.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Fischer: “No nos dejaremos presionar”

El Consejo de Europa planea sanciones contra Rusia. A pesar de la tensión, el vicepresidente del organismo, Axel Fischer, considera en entrevista con DW que la exclusión de Rusia del Consejo es muy improbable.

Deutsche Welle: El Consejo de Europa observa desde hace tiempo la situación en Ucrania con mirada crítica. Ahora, en particular, con el objetivo de proteger los derechos humanos, el estado de derecho y la democratización. ¿Por qué impone ahora la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa sanciones contra la Delegación Rusa?

Axel Fischer: El Consejo de Europa y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) ya han enviado gente a Ucrania y a Crimea para observar la situación y para seguir las próximas elecciones presidenciales. La pregunta es, naturalmente, bajo qué condiciones jurídicas se llevó a cabo el referéndum en Crimea del pasado 16 de marzo y la consiguiente anexión de la península a Rusia. Sobre todo porque, yendo hacia atrás en la historia, después de que Ucrania se deshiciera de sus armas atómicas, EE.UU., Gran Bretaña y Rusia le hicieron la promesa al país de Europa del Este de garantizar su integridad territorial. Ante esto, el Consejo de Europa se preguntó si observar los acontecimientos de brazos cruzados o participar activamente. La primera iniciativa vino de nuestro compañero británico Robert Walter, que presentó una solicitud para que el Consejo se enfrente formalmente a Rusia, incluso pidiendo que se retirara la acreditación de voto de la Delegación.

Usted también firmó esta solicitud. ¿Está de acuerdo en que se excluya a Rusia del Consejo?

En la solicitud se pide que se retire la acreditación de voto. Esto podría servir como compromiso para ambas partes. Creemos que se ha realizado un ataque a un principio base del Consejo de Europa, y debemos dejar claro que el Consejo se toma su labor en serio y que abogamos por una solución pacífica de conflictos.

Pero según los medios de comunicación rusos, el representante de la Delegación Rusa ha anunciado su intención de dejar la comisión antes del voto del Consejo.

No queremos que el conflicto siga escalando, y queremos mantener el diálogo con Rusia. Pero no nos dejaremos presionar en ningún caso. Nos reuniremos a menudo para debatir y ver si al final nos podemos entender. A lo mejor, los rusos tienen buenos argumentos con los que nos podrán convencer, pero a primera vista no lo creo posible por ahora.

Lo primero es calmar el ambiente. Pero si realmente los delegados se retiraran, ¿qué supondría esto para el Consejo de Europa?

No creo que pase. Podría imaginarme que la Delegación rusa actuaría así si la comisión de seguimiento, por ejemplo, aconsejara al Consejo que le retiráramos su acreditación. Esto es posible, pero no debemos ir en esta dirección. Pero tampoco puede ser que, debido al anuncio de la Delegación rusa, nosotros nos quedemos parados. Analizaremos la situación con calma, pero para llegar a un acuerdo necesitamos ambas partes. No se debe permitir que nosotros nos contengamos y debatamos constantemente sobre posibles soluciones mientras que del lado ruso solo salen exigencias. Así no funcionan las cosas.

¿Cómo ve hasta el momento la actitud de su homólogo ruso en las negociaciones?

Los alegatos de la parte rusa son muy claros en cuanto al procedimiento en Ucrania. Ellos dicen que no se trató de ninguna revolución, sino de un golpe de estado, y que no estaría cubierto en la Constitución. También argumentan que hay participación de europeos y americanos, y no ven con buenos ojos el papel de la Unión Europea. Pero esta es la versión rusa. Desde nuestro punto de vista, también está claro: tenemos criterios explícitos para el Consejo de Europa, tenemos criterios de estado de derecho, sabemos cómo debería funcionar la democracia, cómo se deberían llevar a cabo unas elecciones, y esto es lo que nos preocupa. Y nos da lo mismo lo que se haya hecho en Kiev y por quién, lo que nosotros queremos es que se respeten los derechos humanos y el estado de derecho. Porque esa es la tarea del Consejo de Europa.

Axel Fischer es miembro del Parlamento Alemán y presidente de la Delegación Alemana de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa.

Autora: Sabrina Pabst/lab
Editor: Enrique López

DW recomienda

Publicidad