Fiscal pide exculpar a la Infanta Cristina de España | Europa | DW | 09.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Fiscal pide exculpar a la Infanta Cristina de España

La hermana del rey español se podría salvar de ser juzgada por corrupción. La fiscalía le reclama sin embargo una indemnización. El abogado de la infanta ha anunciado que la van a pagar y pide que se archive la causa.

La Fiscalía Anticorrupción española pidió hoy que se exculpe a la hermana del rey Felipe VI, la infanta Cristina, de los delitos que se le imputan en el marco de la trama de corrupción que golpea a su marido, Iñaki Urdangarin, aunque le reclamó una indemnización de casi 600.000 euros.

En el escrito de calificación que el fiscal Pedro Horrach envió al juez José Castro, instructor del caso, pide para el cuñado del rey de España casi 20 años de prisión por presuntos delitos de corrupción, fraude fiscal y blanqueo de capitales, así como una multa de 3,5 millones de euros.

Sobre la infanta Cristina, el funcionario público considera que no existen indicios de delito para acusarla y achaca a meras conjeturas su imputación.

Horrach sostiene que la hermana del rey de España desconocía el origen ilícito del dinero que presuntamente defraudó Urdangarin, pero reconoce que se benefició de parte de la suma, por lo que le reclama una indemnización de casi 600.000 euros (740.000 dólares). También pide que declare en el juicio como testigo.

Abogacía del Estado no ha acusado a la imputada

El abogado de la infanta, Miquel Roca, dijo hoy que se consignará inmediatamente esa cantidad para dejar extinguida su responsabilidad civil y anunció que pedirán al juez Castro que archive la causa en lo que se refiere a ella.

"Teniendo en cuenta que la Abogacía del Estado no ha presentado ningún tipo penal contra la infanta, en buena ley debería aplicarse el sobreseimiento de las actuaciones en lo que respecta a la infanta", dijo hoy a los periodistas el letrado, quien reconoció que la petición del fiscal para Urdangarin supone "un golpe para la pareja".

La única parte que actualmente mantiene la acusación contra Cristina es el pseudosindicato de ultraderecha Manos Limpias, que pide para ella ocho años de cárcel.

Existe jurisprudencia previa del Tribunal Supremo español según la cual es necesaria la acusación de la Abogacía del Estado y de la parte afectada, en este caso Hacienda, para que se pueda acusar a un imputado, algo que no ocurre en el caso de Cristina.

El juez Castro tendrá que decidir en los próximos días quién se sentará en el banquillo de los acusados.

El fiscal anticorrupción le pide que abra juicio oral contra 14 imputados en el llamado "caso Nóos" y que se archive provisionalmente la causa para otros seis, entre ellos la hermana del rey.

El 7 de noviembre, la Audiencia Provincial de Palma confirmó la imputación de Cristina por dos delitos fiscales, pero la exoneró de la acusación de blanqueo de capital.

Un duro golpe para el antiguo monarca Juan Carlos I

El "caso Nóos" toma su nombre del Instituto Nóos, una entidad supuestamente sin ánimo de lucro ligada al deporte a través de la cual Urdangarin y su entonces socio, Diego Torres, habrían malversado más de seis millones de euros públicos. Para Torres, el fiscal pidió hoy 16 años de prisión.

Otro de los imputados en la causa es el ex presidente de la región española de Baleares (este), Jaume Matas, para quien el fiscal reclama 11 años de cárcel.

El "caso Nóos" supuso un duro golpe para el reinado de Juan Carlos I, quien abdicó en junio y cedió el trono a su hijo, Felipe VI. Uno de los momentos más duros para el monarca fue la declaración ante el juez de la infanta Cristina como imputada en los Juzgados de Palma de Mallorca el pasado 8 de febrero.

La hermana del rey, de 49 años, vive desde 2013 en Ginebra, a donde se mudó junto a Urdangarin y los cuatro hijos que ambos tienen en común para huir de la presión mediática y social.

ZAM (dpa)

Publicidad