Finlandia envía una advertencia a Europa | Europa | DW | 15.04.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Finlandia envía una advertencia a Europa

Los socialdemócratas finlandeses apenas lograron vencer a los populistas de derecha en las elecciones. Este resultado muestra una tendencia preocupante para las elecciones europeas de mayo, opina Bernd Riegert.

A primera vista, los socialdemócratas podrían estar satisfechos de que uno de sus partidos haya ganado finalmente una elección en Europa. En Finlandia, los socialdemócratas serán el partido más fuerte en el nuevo parlamento con algo menos de 18% y solo 40 de los 200 escaños, lo que significa que están muy lejos de ser mayoría. Seguramente formarán un gobierno de coalición y un socialdemócrata podría convertirse en el próximo primer ministro en Helsinki.

Pero una mirada más detallada revela que los populistas de derecha, el partido "Verdaderos Finlandeses", sólo están a 0,2 puntos porcentuales por detrás de los socialdemócratas, obteniendo 39 escaños en el parlamento.

Por lo tanto, no hay de que alegrarse, sobre todo porque son los partidos liberales y establecidos en el gobierno los que han sido castigados por los votantes a pesar de los éxitos económicos.

La cuestión de la migración

El nuevo líder del partido derechista, el filósofo Jussi Halla-aho, quien a sido condenado por incitación al odio, logró convertir la migración en tema de campaña.

A principios de año, los "Verdaderos Finlandeses" solo alcanzaban un 10 por ciento en las encuestas. Después de un caso penal, se desató la discusión sobre los solicitantes de asilo y los migrantes que habían cometido delitos. Según las estadísticas de la policía, la proporción de inmigrantes en la población es ligeramente inferior al 3 por ciento, pero su cuota entre los delincuentes en Finlandia es del 18 por ciento. La votos a favor de los populistas de derecha casi se duplicó.

Jussi Halla-aho utilizó la misma receta para conseguir votos que muchos otros partidos populistas de derecha. Los problemas existentes con los solicitantes de asilo criminales se inflan y se generalizan desproprcionadamente. Todos los inmigrantes pasan a ser potenciales criminales sexuales y se impulsa el temor a la población de que es amenazada por una "invasión" de musulmanes. Las cifras reales no lo comprueban, pero la política de "Primero Finlandia" basa en este modelo su enorme éxito.

Bernd Riegert, corresponsal de DW en Bruselas

Bernd Riegert, corresponsal de DW en Bruselas

Desde 2015, desde que la ola de la migración también empezó a crecer en Finlandia, el Gobierno liberal de Helsinki, al igual que todos los demás Gobiernos europeos, ha endurecido la legislación en materia de asilo, ha facilitado las deportaciones y ha puesto en marcha programas de integración. El número de migrantes ha disminuido drásticamente desde entonces, como en toda la Unión Europea.  Sin embargo, un populista como Hallo-ahos sabe sacar provecho al asunto. Desgraciadamente, este no es un fenómeno que se limite a Finlandia. Durante la campaña electoral en Finlandia fue irrelevante que la mayoría de los inmigrantes de los últimos años procedan de Rusia y Ucrania y no del mundo islámico.

Los partidos tradicionales fracasan

Las elecciones parlamentarias finlandesas se celebraron seis semanas antes de las elecciones al Parlamento Europeo, de acuerdo con la tendencia europea: los partidos en gobierno, más bien moderados, fracasan. Gana la oposición. Y los populistas de derecha son los que más ganan.

La gente está insatisfecha con sus gobiernos y demanda un cambio, a pesar de que el sentimiento de inseguridad no siempre esté respaldado en los hechos. También en Alemania y en Francia, los populistas de derecha probablemente  podrán lograr éxitos en las elecciones europeas. En Italia, el partido Lega se prepara a obtener un gran número de votos.  En Polonia, Hungría, y en Austria, donde ya existen gobierno con participación de partidos derechistas, estas fuerzas políticas siguen manteniéndose fuertes en las encuestas para las elecciones europeas.

La próxima prueba para el estado de ánimo en Europa es dentro de 13 días, cuando España vote. Los socialdemócratas españoles lideran las encuestas. Pero a estas alturas parece dudoso que sean capaces de formar un gobierno.  "Vox", el partido populista de derecha español, también está ganando terreno en España. También basa su campaña electoral en el tema de la migración. Probablemente los socialdemócratas en España logren convertirse en la primera fuerza, como en Finlandia, pero también en el caso español la situación probablemente resultará tan crítica como en Finlandia.

(gg)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

Ver el video 01:56

Concluye en Finlandia el experimento de renta básica

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema