Filipinas oficializa salida de la Corte Penal Internacional | El Mundo | DW | 16.03.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Filipinas oficializa salida de la Corte Penal Internacional

El Gobierno de Rodrigo Duterte presentó ante la ONU el documento para salir del Estatuto de Roma, justo cuando la CPI investiga la “guerra contra la droga” del mandatario filipino.

Oficialmente, el Gobierno de Filipinas solicitó este viernes (16.03.2018) abandonar la Corte Penal Internacional (CPI), presentando para ello un documento ante el jefe de gabinete del secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres. Manila argumenta que dejará el Estatuto de Roma, instrumento constitutivo de la CPI, ante los "ataques intolerables” contra el presidente Rodrigo Duterte (en la foto).

Asimismo, destacó que Filipinas asume, por principio, una postura de combate "contra aquellos que politizan y convierten en armas los derechos humanos”. En abril de 2017, la CPI recibió una demanda de un particular filipino, que exigió juzgar a Duterte por "asesinatos en masa” durante los 22 años que éste fue alcalde de Davao, y también ahora que es mandatario y lanzó su polémica guerra contra las drogas.

Esto generó la apertura de una investigación preliminar el pasado 8 de febrero, para ver si existe fundamento suficiente para abrir una causa. Filipinas reaccionó anunciando que saldría de forma "inmediata” de la Corte, aunque el documento entregado por el representante filipino ante la ONU no demanda una salida rápida. De cualquier modo, abandonar el Estatuto de Roma toma, cuando menos, un año.

Procesos siguen igual

Peter Cayetano, secretario de Asuntos Exteriores filipino, sostuvo que su país deja la Corte ante "la bien orquestada campaña creada para engañar a la comunidad internacional y crucificar al presidente Duterte a través de una distorsión de la situación de los derechos humanos en nuestro país". El presidente de la asamblea de la CPI, el surcoreano O-Gon Kwon, lamentó la decisión, señalando que la salida de un estado del Estatuto "tendrá un impacto negativo en nuestros esfuerzos colectivos para luchar contra la impunidad".

De cualquier modo, la Corte explicó que "un retiro no tendrá ningún impacto en los procesos que están en curso ni en ningún asunto que esté bajo escrutinio de la corte desde antes de la fecha en que la salida se haga efectiva", y por ello "alienta a Filipinas a no seguir adelante con su intención de dejar la CPI, que forma parte integral del sistema internacional de justicia criminal".

DZC (EFE, AFP, Reuters)

DW recomienda

Publicidad