Filipinas declara el fin de los combates en Marawi | El Mundo | DW | 23.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Filipinas declara el fin de los combates en Marawi

Este anuncio llega después de que las tropas recuperaran el último edificio tomado por los rebeldes del Grupo Maute - una organización terrorista filipina afín al Estado Islámico.

El ministro filipino de Defensa, Delfin Lorenzana, declaró este lunes (23.10.2017) el fin de los combates contra yihadistas afines al Estado Islámico (EI) en la sureña ciudad de Marawi, que ha dejado miles de muertos durante cinco meses de enfrentamientos.

Lea también:

Filipinas: 32 muertos en un día de operación "antidroga" de Duterte

Parlamento filipino extiende ley marcial hasta fin de año

"Anuncio el fin de todas las operaciones de combate en Marawi", dijo Lorenzana en una reunión de seguridad con homólogos de la región que se celebra al norte de Manila.

Este anuncio llega después de que las tropas recuperaran el último edificio tomado por los rebeldes del Grupo Maute -una organización terrorista filipina afín al EI- y sus seguidores, explicó el portavoz de las Fuerzas Armadas, Restituto Padilla.

Según datos ofrecidos por el portavoz, el Ejército ha matado a 42 rebeldes y ha rescatado a 20 rehenes,desde que el pasado martes 17 el presidente, Rodrigo Duterte, declarara "liberada" la ciudad a falta de neutralizar al último reducto yihadista.

"Casa por casa"

Ahora, los esfuerzos se centrarán en inspeccionar "casa por casa" la zona en ruinas que estuvo controlada por Maute para detectar posibles terroristas escondidos y desactivar explosivos que éstos puedan haber dejado a su paso, indicó Padilla.

Desde que comenzó la rebelión el pasado 23 de mayo, Marawi ha sido escenario de unos combates entre las Fuerzas Armadas e insurgentes que han dejado más de un millar de muertos: 897 rebeldes, 164 soldados y 47 civiles, según los últimos datos del Gobierno.

La lucha se decantó definitivamente del lado del Ejército hace una semana, cuando en una ofensiva planeada al detalle los soldados mataron a Isnilon Hapilon y Omar Maute, los dos líderes del remanente yihadista en la ciudad.

CT (EFE, dpa)

DW recomienda

Publicidad