″Fidel Castro no tiene ninguna legitimación″ | Ecología | DW | 05.04.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ecología

"Fidel Castro no tiene ninguna legitimación"

Fidel Castro ha vuelto hablar: en sus "reflexiones del presidente" arremete contra los cultivos destinados a la producción de etanol. DW-WORLD habló sobre el tema con Hans Josef Fell, ecologista y parlamentario alemán.

No hay alternativa a los biocarburantes, opinan los ecologistas.

No hay alternativa a los biocarburantes, opinan los ecologistas.

El artículo apareció en el diario Granma. En él, Castro, además de la tradicional crítica a Estados Unidos, y combinada con ésta, considera la producción de etanol como parte del injusto reparto de la economía mundial.

Por las manifestaciones de Castro, DW-WORLD preguntó a Hans Josef Fell, portavoz parlamentario del Partido Verde alemán para temas energéticos y tecnológicos. Fell pertenece por lo tanto al espectro izquierdo de la cámara alemana y es un ecologista, vicepresidente de la ONG Eurosolar.

DW-WORLD: Escribe Castro que la producción de etanol es un "derroche de cereales", que "sólo serviría para ahorrarles a los países ricos menos del 15% del consumo anual de sus voraces automóviles"…

Zuckerrohr Ernte

La caña de azúcar puede servir de base para la producción de etanol.

H. J. F.: Esa es una visión simplista. Los combustibles ecológicos proceden de diversas fuentes: los aceites vegetales, el etanol o el biogas. El etanol se produce en la mayoría de los casos a partir de cereales energéticos como el maíz y otros, que pertenecen a la industria alimentaria: éste no es el futuro. No se debe iniciar una competencia con la producción de alimentos. El etanol tiene que elaborarse a partir de la planta completa, siguiendo procedimientos modernos que permiten que los cereales y las semillas sigan sirviendo como alimento y las hojas y los tallos se dediquen a la producción de combustibles.

Hasta ahora, Fidel Castro no ha contribuido a frenar el cambio climático, ha seguido utilizando combustibles fósiles y no tiene ninguna legitimación para manifestar una crítica como esa.

DW-WORLD: Concretamente, "internacionalización del genocidio" es la definición que Castro da a la expansión mundial del uso de bioetanol…

H. J. F.: El genocidio se produce en primer lugar en las energías tradicionales. Observamos ya cómo el cambio climático amenaza masivamente a los pueblos indígenas: basta con ver las últimas inundaciones en Bolivia, que le han costado la vida a tantísimas personas. Éstas son circunstancias genocidas y a su nivel no llegan para nada los combustibles ecológicos. Fidel Castro tiene que reconocer la realidad: el genocidio es seguir apostando por los carburantes fósiles.

USA Ernte von Zuckerrohr Ethanol

EE.UU no reducirá las barreras protectoras su etanol, dice Castro.

DW-WORLD: En su artículo, Fidel Castro se pregunta quiénes van a suministrar las casi 700 toneladas de cereales que los países industrializados necesitan para producir bioetanol. ¿Quién las va a suministrar?

Hans Josef Fell: Por sí solos, los combustibles ecológicos no son la solución, pero sí en combinación con las energías renovables. Con ellas, la cantidad de combustible necesaria se reduce y desaparece el problema de la escasez de suelo cultivable.

DW-WORLD: La tesis que sostiene Castro es que serán de nuevo los países más pobres los condenados a simples proveedores de materias primas baratas…

H. J. F.: Fidel Castro tienen razón en que los países del sur no deben convertirse en suministradores de materias primas en situación de dumping social, tal y como sucede con los alimentos. Tenemos que establecer certificaciones de origen para los combustibles ecológicos, cuya base sea la existencia de un cultivo social y ecológicamente justo.

Y eso es posible. Por ejemplo, Lula, el presidente brasileño, ha puesto en marcha un programa que otorga terrenos fuertemente erosionados a campesinos sin tierra. En esos terrenos se pueden plantar palmas, con lo que por una parte la tierra se regenera y por otra se extrae aceite de palma para la producción de carburantes ecológicos.

Pero Castro también critica a Lula. ¡Siga leyendo!

Páginas 1 | 2 | Artículo completo

DW recomienda

Enlaces externos