Festival de Oberhausen | Cine | DW | 02.05.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Cine

Festival de Oberhausen

Ya sean cortos, filmes alemanes, para niños y jóvenes o videos musicales, la atracción del Festival de Oberhausen continúa inquebrantada. Lo demuestran los 6.500 aportes presentados, provenientes de 93 países.

Cartel del 53 Festival de Cine de Oberhausen.

Cartel del 53 Festival de Cine de Oberhausen.

Las 53 Jornadas de Cortos de Oberhausen tienen lugar del 3 al 8 de mayo. En las competencias fueron aceptadas este año 147 producciones de 43 países.

A lo largo de más de cinco décadas, el de Oberhausen se ha transformado en uno de los festivales cinematográficos más prestigiosos del mundo: un lugar donde presentaron sus primeras obras cineastas como Martin Scorsese, George Lucas, Roman Polanski, Alexander Kluge y Werner Herzog, y en los últimos tiempos, Ulrike Ottinger, Romuald Karmakar, Pipilotti Rist, Jean-Pierre Jeunet y François Ozon.

Maskottchen des 30. Kinder- und Jugendkinos der 53. Internationalen Kurzfilmtage Oberhausen, 3.-8. Mai

Mascota del Cine Joven, en el 53 Festival de Oberhausen.

Hasta hoy, este festival de cortos ha logrado marcar tendencias, ya sean el temprano reconocimiento del vídeo como forma artística, la presentación de videos musicales o la experimentación con nuevos formatos digitales. A través de su aproximación poco convencional al filme corto, el Festival de Oberhausen siempre logró eludir las clasificaciones esquemáticas, si bien siempre se consideró de vanguardia.

A través de la cooperación con la televisión (canales ARTE, 3Sat, Ki.Ka e INTRO), los cortos de Oberhausen logran también llegar desde hace años a un amplio público.

La competencia internacional

En esta edición se presentan en la competencia internacional 64 aportes de 37 países. Se destaca Gran Bretaña, con siete producciones. Fuertemente representadas están también Canadá y Rusia, con cinco y cuatro producciones respectivamente. Pero también están representados Argentina, Israel, los Territorios Palestinos, Singapur, Sudáfrica, Tailandia y Vietnam, con una producción cada uno.

En la competencia de filmes alemanes fueron aceptados 27 aportes, de más de 1370 postulaciones. “La gran sorpresa fue la calidad de los filmes”, dice Carsten Spicher, director de la competencia alemana. Y agrega: “Se trata de filmes que analizan procesos sociales, inteligentes, con humor y de excelente factura”.

En la categoría “Mejor video musical alemán” se disputan el IX Premio MuVi 12 producciones, seleccionadas de 225. Este año se ha confirmado nuevamente que los videos musicales ya no necesitan de los canales de TV musicales que originalmente los impulsaron. Sin las exigencias de la TV musical, los videos han ganado en libertad, eligen temas extremos y experimentan con nuevas formas y técnicas.

Ningún mundo de maravillas

En la categoría de “Filmes para niños y jóvenes”, este año los aportes presentados no presentan justamente un mundo de maravillas. Pero mientras que el año pasado fueron enfocados frecuentemente situaciones familiares problemáticas, este año los 46 filmes en competencia, provenientes de 28 países, se concentran más en los propios niños y jóvenes.

Desde 1989, el Festival ofrece también un “Mercado”, que ha crecido continuamente desde su creación en 1989. Además del catálogo del festival se publica también este año un catálogo de mercado, en el que se ofrecen detalles de todas las producciones presentadas. En 2001 el catálogo de mercado comenzó a publicarse también como archivo en Internet, con acceso reservado. En el ínterin, la oferta en línea abarca unos 40.000 títulos y cada año se agregan más.

Pero eso no es todo. En el 30 aniversario de la sección de cine infantil y juvenil, Oberhausen presenta cinco programas con temas sobre el tema de la niñez. En otro programa de diez partes se analizan las relaciones entre el cine y los museos. Y en la sección “Perfiles” se presenta la obra de cuatro cineastas: Guy Ben-Ner, Marjoleine Boobstra, Kanai Katsu y Ken Kobland.

Y para a quienes todo ello no le baste, diariamente de 10 a 12 horas tiene lugar una mesa redonda de discusiones sobre conflictos políticos y sociales y su reflejo en el cine. Por la noche, luego de los filmes, los cinéfilos se dan cita además en el Festival Lounge, donde, amén de conversar e intercambiar opiniones, también se pueden apreciar ejemplos del género de corto “videoloop”.

DW recomienda

Enlaces externos