Ferràn Adrià premiado por su cocina de diseño | Sociedad | DW | 10.11.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Sociedad

Ferràn Adrià premiado por su cocina de diseño

El "alquimista" de la cocina moderna fue galardonado en Berlín con el Premio Lucky Strike de diseño, que por primera vez se concede a un cocinero.

Cocina vanguardista que rompe esquemas.

Cocina vanguardista que rompe esquemas.

Por primera vez en la historia, el jurado de la fundación Raymond Loewy concedió el premio de diseño más importante de Europa a un cocinero. El premio Lucky Strike, dotado con 50.000 euros, fue entregado en Berlín al cocinero catalán Ferràn Adrià. En palabras del jurado: "Ferran Adriá aporta con su concepto una dimensión sensual y estética a la comida que hasta ahora no existía."

Cocinero y alquimista

Considerado como el alquimista de la cocina moderna, Adrià consigue aderezar los platos con aceite de carbón, crea dulces o caviar de aceite de oliva, e incluso gelatina caliente. Su cocina destaca no sólo por los ingredientes y los nuevos sabores sino además por el uso de instrumentos de alta precisión similares a los de un laboratorio farmacéutico.

El "mejor cocinero del mundo", y si no por lo menos el más creativo y revolucionario, siempre está a la búsqueda de sensaciones gustativas que todavía no existen. Para ello traspasa a su gusto las fronteras de la cocina tradicional mezclando los ingredientes más variados y llevando el gusto por la buena mesa hasta una dimensión desconocida. Adrià consigue que su invitado deleite todos sus sentidos con la comida, incluso aunque sólo coma aire con aromas.

Buchcover: Ferran Adrià - elBulli 1994-1997

Cubierta del libro editado por el restaurante El Bulli.

Laboratorio de un genio

El universo culinario es amplio para el cocinero catalán. En su taller del Bulli, su restaurante en la Costa Brava galardonado con tres estrellas de la guía Michelín, Adrià trabaja mano a mano con científicos, diseñadores, expertos en alimentación, y artistas.

Sus sorprendentes recetas se pierden entre lo inverosímil mezclando duro y blando, frío y caliente, colores, espumas de agua de mar… Y cada plato ha de disfrutarse de una forma determinada. Desde la luz, el ambiente, los cubiertos o la música, hasta la comida servida en el plato, todo tiene que estar a la perfección en el micro universo en el que Adrià sirve sus delicias gastronómicas.

Más de dos millones de personas al año tratan de conseguir un sitio para comer en su restaurante. Pero las plazas están limitadas. Tan sólo 50 personas al día -8.000 por temporada- tienen el honor de poder disfrutar sus cenas.

La concesión del premio ha tenido para el cocinero un especial significado: "Con el premio Lucky Strike al diseño, mi definición de la cocina ha sido confirmada. Por eso es uno de los grandes hitos en mi carrera". Y no es para menos, su nombre quedará para la historia con otros galardonados como Karl Lagerfeld o Donna Karan

Este nuevo concepto de la cocina del futuro llevará a Ferràn Adriá a participar en la muestra Documenta 12 en Kassel, una de las ferias de arte contemporáneo más importantes del mundo, a la que asistirá por primera vez un cocinero como invitado.

DW recomienda

Enlaces externos