Fatal accidente ferroviario en estación central de El Cairo | El Mundo | DW | 27.02.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Fatal accidente ferroviario en estación central de El Cairo

La Fiscalía General de Egipto cree que el accidente, que dejó al menos 20 muertos en la principal estación del país, se debió que el conductor abandonó el tren sin accionar los frenos, tras un percance con otro vehículo.

Al menos 20 personas murieron cuando un tren, que llegaba a la estación central de El Cairo, se empotró contra un muro en el extremo del andén, en uno de los sitios más frecuentados de la megalópolis egipcia. Por lo menos otras 40 personas resultaron heridas, según fuentes de seguridad y médicas, en cifras confirmadas por la televisión oficial egipcia.

"Estaba en el andén de enfrente (...) El tren llegó muy rápido y se estrelló contra el muro, que se derrumbó", dijo un joven viajero bajo condición de anonimato, y precisó que sólo una viga quedó intacta en el lugar del accidente.

Ahmed Ibrahim, un vendedor de joyas que se dirigía a su trabajo añadió: "escuché el fuerte ruido de una explosión, tras lo que hubo un gran incendio, corrí y vi muchas personas heridas, tuve que transportar a una niña con mis propias manos, vi cuerpos partidos por la mitad, nunca había visto algo así".

El accidente, ocurrido esta mañana, provocó un gran incendio y dañó parte de las instalaciones de la estación central (o estación Ramsés), constató un periodista de la agencia francesa de noticias AFP.  Una decena de ambulancias y otros tantos vehículos de bomberos fueron movilizados hasta la estación.

Negligencia

La Fiscalía General de Egipto cree que este accidente se debió a una negligencia del conductor, que abandonó el tren sin accionar los frenos tras sufrir un percance con otro vehículo. La Fiscalía señaló que el conductor del tren, al que no ha identificado, ha sido detenido y está siendo interrogado, informó la agencia estatal MENA.

Según las investigaciones preliminares, el conductor abandonó la locomotora 2310 después de que esta "se enredara" con otra, la número 2305, que circulaba en una vía adyacente en dirección contraria. El ferroviario dejó la cabina sin accionar los frenos y fue a examinar lo ocurrido en la locomotora 2305, pero la 2310 empezó a moverse de forma descontrolada sin conductor ni frenos.

La locomotora tomó velocidad y acabó chocando contra una barrera de hormigón situada al final de la vía del tren, provocando una explosión y un gran incendio.

Consecuencias

El primer ministro egipcio Mostafa Madbuly acudió al lugar del siniestro. "Todo aquel responsable de negligencia deberá responder de ello" y asumir las "graves" consecuencias, afirmó. El ministro de Transporte, Hisham Arafat, presentó su dimisión poco después de accidente y ha sido reemplazado de forma temporal por el titular de Electricidad, Mohamed Shaker.

Por su parte, el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, dio instrucciones a su Gobierno para que siga lo relacionado con el accidente y para "castigar a los responsables" después de las investigaciones pertinentes.

En Egipto abundan los accidentes, tanto de carretera como ferroviarios, debido al mal estado de las vías y de los vehículos, así como a la falta de un sistema moderno de señalización y control de tráfico, así como a la vetustez de los vehículos y su mantenimiento deficiente. 

La mayor tragedia ferroviaria en la historia de Egipto tuvo lugar en 2002, con el incendio de un tren que provocó unos 370 muertos, a 40 km al sur de El Cairo. Según la oficina oficial de estadísticas, se registraron 1.793 accidentes de trenes en 2017, y 1.249 en 2016.

La estación de Ramsés es la principal de El Cairo, por donde pasan los trenes hacia todas las provincias del país, y suele estar muy concurrida.

rml (efe, afp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |