FARC culpan a Santos de dificultar negociaciones de paz | América Latina | DW | 22.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

FARC culpan a Santos de dificultar negociaciones de paz

La necesidad de obtener resultados en el diálogo para justificar una reelección sería “la verdadera dificultad” para lograr avances, dijo la guerrilla.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ordenó al equipo negociador del Gobierno “avanzar y avanzar” en las conversaciones de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), de acuerdo a declaraciones dadas a conocer este martes (22.10.2013) por Humberto de la Calle, jefe del equipo que a partir del miércoles retoman las conversaciones en La Habana.

“Hemos recibido instrucciones precisas del señor presidente. Estuvimos analizando los distintos elementos que deben ser tomados en consideración para la marcha del proceso”, declaró De la Calle tras una reunión con Santos de cara al décimo sexto ciclo de conversaciones. “El propósito de nuestro viaje para este ciclo es avanzar, avanzar, avanzar, en resultados”, agregó el ex vicepresidente y portavoz del Gobierno.

Si bien Santos reconoce que el próximo mes, cuando se cumpla un año desde que comenzaron las reuniones con los representantes de la guerrilla, no habrá resultados concretos, él espera que al final de un plazo de “meses y no años” sí exista una solución para una guerra interna que lleva cincuenta años desangrando al país sudamericano. Hasta ahora, las partes apenas han alcanzado un acuerdo parcial en el tema agrario.

Elecciones en 2014

Mientras el Gobierno insiste en la necesidad de acelerar, las FARC aseguraron que no son ellas las responsables de poner trabas a las negociaciones, como han afirmado sectores cercanos al Ejecutivo, sino que la verdadera razón radica en que Santos está ansioso por obtener resultados que justifiquen una reelección. Al menos así lo cree “Timochenko”, el máximo líder de la guerrilla.

“A pocos meses de terminar su mandato, abocado a la necesidad de mostrar resultados que justifiquen su reelección, el presidente Santos observa con angustia que sus planes militares de exterminio contra las FARC fracasaron. Y que las FARC tampoco aceptan someterse en la mesa, como soñaba”, apuntó el líder guerrillero mediante un comunicado publicado en la página web de las fuerzas revolucionarias.

Santos, un economista de 62 años, estimó inicialmente que en un año podría concluir la negociación y firmarse un acuerdo de paz, pero con el paso de los meses admitió que podría extenderse por más tiempo ante la complejidad del proceso y las dificultades para llegar a acuerdos. El jefe de Estado tiene plazo hasta fines de noviembre para decidir si repostulará al cargo en las elecciones de 2014.

DZC (dpa, Reuters)