Faltan mujeres en el comercio entre Chile y la UE | NRS-Import | DW | 01.10.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

NRS-Import

Faltan mujeres en el comercio entre Chile y la UE

La Unión Europea y Chile son grandes exportadores. Pero la presencia femenina escasea en esos ámbitos, a ambos lados del charco. En Bruselas, líderes del ramo analizaron el problema y sus bemoles. DW estuvo ahí.

Carolina Valdivia Vertreterin Außenministerium Chile (DW/M. Banchón)

Carolina Valdivia, vice ministra de Relaciones Exteriores de Chile

La presencia de las mujeres se echa en falta en el sector exportador. Tanto en la Unión Europea (UE) como en Chile. La UE es la segunda potencia exportadora mundial; Chile, lidera las exportaciones minerales del planeta.

Como muestra un botón: las mujeres son solo un 30% de la fuerza laboral en las empresas exportadoras de la UE.  Y, en Chile, solo un 1,5% de las compañías que exportan son lideradas por mujeres. 

Con el tictac, acuciante, de la Agenda 2030 de la ONU –que prevé alcanzar la igualdad entre hombres mujeres de aquí a 21 años-,  se ve como una oportunidad la inclusión de un novísimo capitulo de género en la modernización del acuerdo comercial que une a la UE y a Chile desde el 2003. 

Que se vea

"Chile ha incorporado un capítulo de género en los más recientes acuerdos con Uruguay, Argentina, Brasil y Canadá. Lo incluiremos también en el que modernicemos con la UE”, explica a DW Carolina Valdivia, viceministra de Asuntos Exteriores de Chile. 

"Se trata de que la brecha existente sea visible”, sigue Valdivia. "Esto permitirá darle seguimiento al problema y organizar mayor acceso al conocimiento y a la información”, añade. 

La brecha

La presencia femenina escasea en los altos niveles de las grandes industrias, sobre todo en las exportadoras. En el caso de Chile se trata de minerales, productos pesqueros y madera. No obstante, a nivel de pequeñas y medianas empresas (PyME´s), también en el mundo rural, la dirección femenina está muy presente a ambos lados del Atlántico.

"En eso coincidimos con los datos de la UE”, agrega Valdivia. En el estudio "From Europe to the world: understanding challenges for European businesswomen” -presentado por el International Trade Centre (ITC) esta semana en Bruselas en la conferencia internacional "Trade for her”- se registra un 56% de liderazgo femenino en PyME´s europeas. 

El círculo virtuoso

El círculo se cerraría: a mayor presencia femenina a altas esferas, mayor cantidad de mujeres en niveles inferiores.

Curiosamente, según datos de Isabelle Durant, subsecretaria de la Conferencia de Naciones Unidas para Comercio y Desarrollo, mientras que en las esferas directivas de las empresas exportadoras "normales” se registra un 12% de presencia femenina, esta asciende a un 52% en las empresas exportadoras que pertenecen al sello "Fair Trade”, orientadas más bien a la exportación con precios (más) justos de cash crops desde los países en desarrollo. "El círculo virtuoso es mucho más claro en las empresas solidarias”, puntualizó Durant durante la conferencia "Trade for her”.  

Chile Feministinnen Proteste gegen Sexismus (picture-alliance/AP Images/L. Hidalgo)

Protestas por los derechos de las mujeres en Chile en 2018.

¿Qué hacer?

Así las cosas, diversas son las medidas que se plantean para el acuerdo UE y Chile en especial: formaciones especializadas para mujeres exportadoras y líneas de crédito con enfoque de género, entre otras.

También se anhela el establecimiento de cuotas de presencia femenina a nivel gerencial. Esto ya sería el caso, según información de la viceministra Valdivia, en los directorios de las empresas públicas chilenas.

¿Todas igual?

No obstante, "esta ´mismidad´ -el asumir que por ser mujeres son todas iguales- no es real y está llevando a mayores asimetrías en comunidades. Estamos hablando, en América Latina, de pueblos indígenas, afrodescendientes, grupos LGTBI”, dice a DW Patricia Muñoz, socióloga especialista en comercio y desarrollo.

"Si hablamos de tomarnos en serio la Agenda 2030 vamos a fracasar fijándonos sólo en género, pues dejaremos fuera, por ejemplo, a las mujeres mapuche y a los colectivos migrantes en Chile que no pueden darse el lujo de producir para exportar”, subraya Muñoz.

¿Por qué la perspectiva de género?

¿Qué se ganaría con incentivar junto con los socios europeos la presencia de la mujer en el ámbito exportador?

"La incorporación de más fuerza laboral. Nuevas ideas”, dice la ministra Valdivia. Y concluye: "Un aumento de producto interno bruto, eso es lo que buscamos”.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda