Fallida prueba de misil en Corea del Norte | El Mundo | DW | 16.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Fallida prueba de misil en Corea del Norte

Según EE. UU., Corea del Norte hizo su último ensayo de largo alcance en febrero. Eso, unido a una prueba nuclear ejecutada en enero, le supuso el paquete de sanciones más duro aprobado hasta la fecha por la ONU.

El Pentágono aseguró hoy (15.10.2016) haber detectado el "lanzamiento fallido" de un misil balístico por parte de Corea del Norte, después de una semana de tensa expectación en la región ante la posibilidad de que Pyongyang hiciera una nueva prueba armamentística.

"Los sistemas del Comando Estratégico de EE. UU. detectaron lo que consideramos que fue un lanzamiento fallido de un misil a las 3:33 GMT de la madrugada del 15 de octubre, cerca de la ciudad de Kusong en el noroeste" de Corea del Norte, señala un comunicado del Pentágono enviado a Efe.

"Creemos que se trataba de un misil balístico Musadán, de rango intermedio", agrega la nota, que subraya que el lanzamiento "no presentó un riesgo para Norteamérica".

"Justa autodefensa”

Recientemente, Corea del Norte defendió este tipo de pruebas ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, por considerar que son una justa autodefensa para preservar la soberanía del país de la interferencia extranjera. El ministro de Relaciones Exteriores norcoreano, Ri Yong Ho, dijo entonces que su país fue obligado a armarse, en respuesta a la presencia militar de Estados Unidos en la región.

Estrella brillante

La comunidad internacional considera que el programa espacial norcoreano implica el uso de tecnología de misiles balísticos intercontinentales, lo que supone una vulneración de las repetidas sanciones que la ONU ha impuesto a Corea del Norte por sus programas de proyectiles y armas nucleares. Sin embargo, el hermético país defiende que su programa Kwangmyongsong ("Estrella brillante") solo busca poner en órbita satélites geoestacionarios.

Su última detonación nuclear subterránea del pasado 9 de septiembre condujo a países como Estados Unidos, Corea del Sur y Japón a impulsar una nueva resolución del Consejo de Seguridad de la ONU para aplicar nuevos castigos al régimen de Kim Jong-un.

FEW (EFE, dpa, Reuters)
 

DW recomienda

Publicidad