F1: Hamilton gana en nombre de Muhammad Ali | Europa | DW | 12.06.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

F1: Hamilton gana en nombre de Muhammad Ali

El inglés Lewis Hamilton (Mercedes), triple campeón mundial de F1, logró la victoria este domingo en el Gran Premio de Canadá disputado en Montreal y dedicó la victoria al boxeador Muhammad Ali, fallecido el pasado fin de semana.

Hamilton, de 31 años, que el año pasado logró su tercer título al añadir el que revalidó con Mercedes al que había logrado en 2008 a bordo de un McLaren, logró su segundo triunfo del año en el circuito Gilles Villeneuve, donde en 2007, el año de su debut, había obtenido la primera de sus ya cuarenta y cinco victorias en la categoría reina del automovilismo.

El excéntrico y espectacular campeón inglés, que firmó su quinta victoria en Montreal, la pista en la que más veces ha ganado, había arrancado primero -tras haber logrado el sábado la quincuagésima tercera 'pole' de su carrera en F1- en una prueba en la que el español Carlos Sainz protagonizó una remontada enorme. El talentoso piloto madrileño, decimosexto en la calificación del sábado, en la que había 'besado' el famoso "muro de los campeones", acabó noveno una carrera "al ataque" que afrontó desde el vigésimo puesto, sancionado con la pérdida de cinco plazas en parrilla, por sustituir la caja de cambios de su Toro Rosso.

El también español Fernando Alonso (McLaren), que había arrancado décimo, se quedó fuera de los puntos. El doble campeón mundial asturiano (2005 y 2006, con Renault) concluyó undécimo, justo detrás del mexicano Sergio Pérez (Force India).

Lewis, que salió al lado del alemán Nico Rosberg -por trigésima primera vez juntos en primera fila-, se vio sorprendido, al igual que su compañero y rival de Mercedes, por otro germano, Sebastian Vettel (Ferrari), que protagonizó una espectacular salida, rebasando de un plumazo a ambas 'flechas plateadas'.

Hamilton mantuvo el tipo, pero Rosberg bajó hasta el noveno puesto, al tiempo que Vettel -que encadenó cuatro 'dobletes' en su periplo triunfal en Red Bull (2010-13)- pasó del tercero de parrilla a comandar la prueba. A partir de ese momento, la carrera se decidió no sólo por el talento, sino por la estrategia. (EFE)




DW recomienda

Publicidad