Extranjeros: los perdedores de la crisis laboral | Economía alemana | DW | 05.09.2003
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Economía alemana

Extranjeros: los perdedores de la crisis laboral

En Alemania hay unos 4 millones de desempleados. El desempleo de la población extranjera dobla las cifras de la desocupación de nacionales.

La gastronomía como tabla de salvación para extranjeros.

La gastronomía como "tabla de salvación" para extranjeros.

Los extranjeros en Alemania son los mayores perdedores de la crisis laboral. Esta es la conclusión a la que han llegado diferentes institutos de investigación. Las últimas estadísticas lo reconfirman: en agosto se reportó el 20% de los inmigrantes en edad activa como desempleado. Esta cifra dobla el porcentaje de los alemanes. En Alemania viven 7,3 millones de extranjeros, lo que corresponde al 9% de una población total de 82 millones.

En ciudades como Dortmund, en la cuenca carbonífera del Ruhr, el 71% de la población extranjera no tienen empleo con garantías sociales. Según la Fundación Bertelsmann, la causa de ello es la falta de capacitación, sobre todo entre la población de origen turco. Sus puestos de trabajo son los primeros en ser recortados en los tiempos de crisis.

Falta de preparación

El problema es, según observadores, una "bomba de tiempo". Los inmigrantes son, en promedio, mucho más jóvenes que la envejecida población alemana. Este factor debería ser, en principio, una ventaja. Pero el problema crece por otra razón: los jóvenes extranjeros que ni siquiera absuelven una pasantía de aprendizaje triplica el número de jóvenes alemanes. Este es el resultado de los estudios de varias instituciones investigadoras como la Fundación Bertelsmann, el Instituto de Trabajo y Técnica (IAT), así como el Instituto del Mercado Laboral e Investigaciones Profesionales (IAB). El IAT indica que la cuota de extranjeros sin preparación básica está ascendiendo desde 1995.

"Las hamburguesas turcas"

Dentro del grave panorama laboral alemán hay una pequeña luz: el número de extranjeros que ha fundado su empresa se ha quintuplicado en los últimos 20 años. El tipo de empresas fundadas empero, se limita –casi exclusivamente- a las llamadas "Dönerbuden", tiendas de venta de "hamburguesas turcas" de carne de oveja. El número de empresas fundadas anualmente por extranjeros dobla en número al de las fundadas por nacionales.

Dichos estudios revelan además que las oportunidades de trabajo entre alemanes y extranjeros se diferencian poco cuando se comparan por niveles de educación.

DW recomienda