Expromesa del Silicon Valley declarada culpable en juicio en EE.UU. | El Mundo | DW | 04.01.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Expromesa del Silicon Valley declarada culpable en juicio en EE.UU.

El jurado concluyó que Elizabeth Holmes es culpable en cuatro de 11 cargos de fraude, considerando que engañó a los inversionistas para colocar dinero en su 'startup'.

La fundadora de la empresa de biotecnología estadounidense Theranos, Elizabeth Holmes, fue declarada culpable por fraude el lunes (03.01.2022) en un tribunal de California, en un caso que ha puesto en evidencia la cultura de negocios del Silicon Valley.

Holmes, de 37 años, saltó a la fama por supuestamente haber inventado un sistema revolucionario para abaratar los costos de los análisis de sangre, lo que la convirtió en una estrella en Silicon Valley y en el mundo empresarial, hasta el punto de que se la comparaba con el cofundador de Apple Steve Jobs.

El jurado demoró una semana analizando el caso y concluyó que Holmes era culpable en cuatro cargos de fraude, considerando que engañó a los inversionistas para colocar dinero en su 'startup', la cual prometía revolucionar los exámenes de sangre con herramientas más rápidas y económicas que las utilizadas por los laboratorios tradicionales.

Pero el panel de 12 personas eximió a la ejecutiva de otros cuatro cargos y no consiguió llegar a un acuerdo en relación a tres de las imputaciones que enfrentaba.

Holmes enfrenta la posibilidad de pasar años en la cárcel. Ella estará en libertad y la semana que viene habrá otra audiencia para fijar las condiciones de su fianza. No fue definida la fecha de la audiencia en la cual será fijada su sentencia, ni se pronunció cuando dejó el tribunal.

La expromesa del Silicon Valley fundó Theranos a los 19 años y su proyecto, que atrajo a inversionistas muy importantes, la hizo multimillonaria a los 30 años.

Fue considerada la próxima figura del mundo de la tecnología y recaudó millones de dólares de inversionistas que apostaron en su empresa. Sin embargo, su imperio se derrumbó cuando el diario The Wall Street Journal publicó un informe que sostuvo que sus máquinas no cumplían con la funcionalidad prometida y que la ejecutiva podría haber engañado a inversionistas y pacientes.

Holmes colocó los logotipos de gigantes farmacéuticos como Pfizer y Schering-Plough en los informes de Theranos que elogiaban la tecnología de su empresa para analizar exámenes de sangre, y que eran después enviados a los inversionistas.

Esto lo hizo sin la autorización de esas compañías, lo cual fue una pieza clave en los argumentos de la Fiscalía que sostenían que ella deliberadamente intentó aumentar la credibilidad de Theranos para ganar respaldo financiero.

gs (afp, reuters, efe)    

Ver el video 02:05

Humano, demasiado humano...

DW recomienda