Europeos en Reino Unido podrían perder derechos tras “brexit” | Europa al día | DW | 12.04.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Europeos en Reino Unido podrían perder derechos tras “brexit”

Miles de ciudadanos europeos que residen en el Reino Unido están en riesgo de perder sus derechos tras el "brexit", aunque cumplan los criterios para mantenerlos, debido a dificultades para presentar los documentos necesarios, alertó este miércoles (11.04.2018) un informe del Observatorio de Migración de la Universidad de Oxford.

Víctimas de abusos domésticos, menores y ancianos, entre otros grupos de población, perderán su derecho a permanecer en el país si no pueden acceder a la documentación que se les requerirá para registrarse como "asentados" permanentes, un estatus que podrán adquirir los comunitarios con más de cinco años en el Reino Unido.

El documento advierte también de que miles de personas pueden no comprender que necesitan pasar ese trámite burocrático, por lo que perderán sin darse cuenta su derecho a continuar viviendo en el Reino Unido.

"El Ministerio de Interior está tratando de crear un sistema que sea fácil y directo y la mayoría de los ciudadanos europeos debería ser capaz de pasar ese proceso simplificado con pocas dificultades", señaló la directora del centro de la Universidad de Oxford, Madeleine Sumption.

"Para una minoría de personas, sin embargo, el proceso será más difícil", entre ellas aquellas que "están socialmente aisladas, han sido víctimas de explotación o afrontan barreras personales como una enfermedad mental o viven en la pobreza", sostuvo Sumption.

El estudio indica que los europeos padres de decenas de miles de niños ya nacidos en el Reino Unido creen, de forma errónea, que sus hijos cuentan de forma automática con los derechos de un ciudadano británico, por lo que pueden no pedir para ellos el estatus de "asentados".

El Observatorio de Migración incluye asimismo entre los grupos en riesgo a 140.000 europeos que llevan más de treinta años viviendo en el Reino Unido, 56.000 comunitarios de más de 75 años, así como aquellos que ya han obtenido un documento que acredita su "residencia permanente", pero que también deberán reclamar el nuevo estatus.

De la misma forma, personas especialmente vulnerables, como víctimas de abusos domésticos que dependen de sus parejas para obtener la documentación necesaria, pueden perder sus derechos en el Reino Unido tras su salida del bloque comunitario.

El Reino Unido abandonará oficialmente la UE el 29 de marzo de 2019, aunque ha llegado a un acuerdo de principios con los socios comunitarios restantes para establecer un periodo de transición de veintiún meses, en los que seguirá integrado en las estructuras del mercado único. (EFE)

DW recomienda

Publicidad