Europa y América Latina: ¿qué asociación estratégica? | Política | DW | 18.05.2005
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

Europa y América Latina: ¿qué asociación estratégica?

Europa y América Latina han invocado en los últimos 15 años una asociación estratégica entre ambas regiones. ¿Cuán real es esa tan mentada aproximación? En una conferencia en Alemania se acaba de debatir el tema.

Cumbre EU-América Latina en Guadalajara 2004: ¿de qué partenariato estamos hablando?

Cumbre EU-América Latina en Guadalajara 2004: ¿de qué partenariato estamos hablando?


En tres cumbres –Río de Janeiro 1999, Madrid 2002 y Guadalajara 2004– los jefes de Estado y de Gobierno de América Latina y la Unión Europea afirmaron el objetivo de llegar a una asociación estratégica entre ambas regiones.

Pero a pesar de buenas condiciones de partida para una estrecha cooperación política, económica y cultural, la distancia entre las dos regiones parece agrandarse desde fines de los años 80 y ambas han descubierto nuevos socios. ¿Qué lugar queda para la asociación estratégica? La cuestión fue tema de la "24 Conferencia Sinclair Haus", de la fundación Herbert Quand, que acaba de tener lugar en Alemania. DW-WORLD conversó con varios participantes.

Elmar Brok

Elmar Brok

¿Hacia dónde van ambas regiones, cuáles son sus objetivos, que quieren alcanzar juntas? Para Elmar Brok, presidente de la Comisión de RREE del Parlamento Europeo, las metas están muy claras: "Los objetivos son tres. Primero, la estabilidad y la democracia son una importante cuestión, no sólo desde el punto de vista de los derechos humanos, sino también de la estabilidad y seguridad en Europa. Pensemos sólo en el tráfico de drogas. Segundo: América Latina es un importante mercado, con 500 millones de consumidores. Y tercero, América Latina, con nuestros mismos valores culturales y una historia compartida, puede ser un socio importante en un mundo multilateral. Cooperando podemos imponer nuestros objetivos comunes."

Intereses divergentes

Efectivamente, en la ONU, por ejemplo, Europa y América Latina persiguen a menudo intereses comunes y ambas regiones apoyan el multilateralismo en la política mundial. Pero en el plano económico, a menudo los intereses parecen divergir. América Latina se ha cansado de esperar una apertura de los mercados agrarios comunitarios. Asia es un mercado de exportaciones cada vez más interesante. ¿Es América Latina un bloque monolítico?

Andres Rozental

Andrés Rozental

Para Andrés Rozental, presidente del Consejo de RREE del Gobierno de México, América Latina está compuesta por cinco grupos de países: Mercosur, los países andinos, América Central, el Caribe y México. Y cada una de esas subunidades regionales exige una estrategia diferente por parte de la UE.

Rozental dice: "No es lo mismo las relaciones de Europa con, por decir un país, la Argentina, a las que tiene con Turquía. Yo creo que hasta ahora Europa ha enfocado su asistencia en una forma un poco ecléctica. Apoya un poco el tema educativo, un poco el tema de promoción de la democracia y de los derechos humanos, pero yo no veo una estrategia común".

No es una "strategic partnerhip"

Jose Botafogo

José Botafogo

En el diálogo político existe consenso con respecto a valores y objetivos, como el fomento de la democracia y los derechos humanos, la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico y la protección ambiental. Pero para José Botafogo, presidente del Centro de Relaciones Internacionales del Brasil, esos no son temas comunes exclusivamente de Europa y América Latina:

"Yo creo que los valores que compartimos en América Latina con Europa son valores universales y no caracterizan una relación especial entre ambas. Claro que con Europa y con América del Norte, América Latina tiene una herencia común. Yo preferiría no hablar de una "strategic partnership", sino de una profunda e intensa relación bilateral sobre la base de los valores democráticos de Occidente".

Por otro lado, América Latina es, según el BID, la región del mundo con las mayores diferencias de ingreso. El europarlamentario conservador Elmar Brok analiza la lucha contra la pobreza y la desigualdad social desde una perspectiva europea:

"Un orden de propiedad justo es importante, para que los pobres tengan también una perspectiva y porque ello es condición para la estabilidad. Ésta es a su vez condición para las inversiones. Es como un circuito. Y por ello debemos prestar asistencia en ese sentido, en tanto deseada, a efectos de aportar al desarrollo de la democracia y la sociedad civil".

Segregados en su propio país

Bolivien: Indios Protestieren gegen Mesa und das Gasreferendum in El Alto

Protestas indígenas en Bolivia 2004.

La inestabilidad política como consecuencia de la injusticia social: Ecuador y Bolivia son dramáticos ejemplos recientes. La situación es similar en Perú, donde el apoyo de la población a la gestión del presidente Toledo cayó al 7%. Se trata de un problema social, pero cuyas raíces son mucho más profundas, dice José Botafogo:

"Las poblaciones indígenas, que son todavía mayoría en Ecuador, Perú y Bolivia, nunca tuvieron el beneficio del desarrollo económico. (...) Del lado del Pacífico, esas poblaciones viven sus propias tradiciones. Fueron cristianizadas por los españoles, pero viven apartadas del resto de la sociedad. Si no se resuelve ese problema, esos países no tendrán estabilidad política. Ello vale para Bolivia, como vale para Ecuador, más que para otros países. "

Varias crisis han llevado a una pérdida de calidad de la democracia en varios países de América Latina durante los años 90. También la violencia ha aumentado en parte dramáticamente. Pero ello no justifica hablar de una crisis de tola la región, dice José Botafogo:

No hay crisis regional

"No existe una América Latina uniforme. Lo que implica que una crisis en Ecuador es una crisis en Ecuador, no es una crisis en América Latina. Una crisis en Bolivia es una crisis en Bolivia, no es una crisis en América Latina. Hoy mismo hay lugares en Europa donde hay crisis, muertos y guerra civil, pero nadie piensa que Europa está en crisis".

Del otro lado del Atlántico, por el contrario, se piensa que es urgente profundizar las relaciones con los países entre el río Bravo y Tierra del Fuego. La cumbre latinoamericano-árabe, la apertura de los mercados latinoamericanos para Asia –sobre todo China– y el proyecto del Área de Libre Comercio de las Américas no debe llevar a Bruselas a abandonar a América Latina, exige Elmar Brok:

"Debe quedar claro que nuestros intereses en la región son grandes. Sobre todo debemos reconocer que la región es importante para toda la UE y no sólo para los españoles y portugueses. San Pablo, con 800 empresas alemanas, es uno de los mayores centros industriales alemanes fuera de Alemania. Ello demuestra que debemos mejorar las relaciones, también en interés nuestro".

DW recomienda