Europa, un continente en crisis para los periodistas | Política | DW | 25.04.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Europa, un continente en crisis para los periodistas

En ningún otro rincón del mundo la situación empeoró tanto en el último año para los periodistas como en Europa. Particularmente en Europa del Este la situación en riesgosa.

''La democracia sin libertad de prensa, no es democracia''.

''La democracia sin libertad de prensa, no es democracia''.

Europa se ha vuelto mucho más peligrosa para los periodistas. Esto muestra el ranking de libertad de prensa 2018 publicado por Reporteros sin Fronteras (RSF) este miércoles (25.04.2018). Cuatro de los cinco países cuya posición ha empeorado significativamente se encuentran en Europa.

Se trata de Malta, República Checa y Eslovaquia, todos miembros de la UE. También en el candidato a la adhesión a la UE, Serbia, la situación es compleja. Esto crea un clima hostil que a menudo allana el camino para la violencia contra los medios, según la organización no gubernamental con sede en Berlín.

En Malta y Eslovaquia, el año pasado no hubo amenazas: los dos reporteros de investigación Daphne Caruana Galizia y Jan Kuciak pagaron sus investigaciones con sus vidas.

Homenaje a Daphne Caruana Galizia, periodista maltesa asesinada en octubre de 2017.

Homenaje a Daphne Caruana Galizia, periodista maltesa asesinada en octubre de 2017.

Los fundamentos democráticos están en peligro

Para Christian Mihr, esto muestra que el acoso como política de estado no se limita a regímenes represivos como los de Turquía o Egipto. En entrevista con DW, el director ejecutivo de la oficina en Berlín de Reporteros Sin Fronteras (RSF) dijo: "Creo que los acontecimientos en Europa Central y del Este dejan en claro que en muchos casos estamos tratando con democracias que aún no se han afianzado y que recibieron su membresía en la UE demasiado pronto". Numerosos hechos del año pasado respaldan esta evaluación.

Por ejemplo, el primer ministro eslovaco, Robert Fico, describió varias veces al periodista asesinado Kuciak como una "prostituta antieslovaca sucia" y como una "hiena". En la vecina República Checa, el presidente Milos Zeman se mostró públicamente con una Kalashnikov de madera con la inscripción: "para periodistas". En Polonia, después de asumir el cargo a fines de 2015, el gobierno conservador nacional puso al servicio público de radiodifusión bajo un rígido control estatal y silenció las voces críticas dentro de la estación.

En Hungría, el nuevo gobierno del primer ministro, Viktor Orbán, dicta literalmente los informes en la radio estatal. Además, los empresarios amigos del gobierno compraron en el verano de 2017 los últimos periódicos regionales independientes. Y Christian Mihr observó más hechos: "En los medios húngaros aparecieron listas de corresponsales extranjeros que no son bienvenidos, incluido el periodista independiente Keno Verseck, que reportó para DW". No es de extrañar que Hungría haya caído más de 50 lugares hasta el puesto 73 en el ranking de libertad de prensa desde que Viktor Orbán llegara al poder en 2010. Un deterioro tan severo no tiene precedentes en Europa.

Lea más:

RSF: libertad de prensa retrocede en Europa

ONU y OSCE piden la libertad de periodistas turcos detenidos

42 por ciento de los países están empeorando

La organización también observa un empeoramiento de la libertad de los medios en muchas otras regiones del mundo, incluidos países como Estados Unidos, India y Filipinas. Los políticos de alto rango e incluso los jefes de estado acusan a los periodistas críticos de "traidores" o "terroristas".

En el primer año del gobierno del presidente Donald Trump, EE. UU. retrocedió dos lugares en el ranking al puesto 45. Desde Reporteros Sin Fronteras cuestionan el hecho de que Trump haya utilizado repetidamente la retórica del dictador soviético Josef Stalin y de que calumnie a los periodistas como "enemigos del pueblo".

Para Katja Gloger, de RSF, esta es una peligrosa espiral al final de la cual todos pierden: "Las democracias viven del debate y la crítica pública.  Cualquiera que persiga a los periodistas antipáticos y arroje dudas sobre la credibilidad de los medios destruye deliberadamente los cimientos de una sociedad democrática", aseguró.

Alemania sigue ocupando el puesto 15 de 180 países

El ranking sobre libertad de prensa 2018 compara la situación de los periodistas en 180 estados y territorios. La clasificación se basa en una encuesta de 71 preguntas respondidas por periodistas de los respectivos países. Estas evaluaciones se complementan con el número concreto de asaltos, hechos de violencia y sentencias de prisión contra periodistas en el país. En base a estas variables se determina una clasificación. En el 42 por ciento de los países evaluados por RSF, la situación ha empeorado en comparación con el año pasado.

Alemania permanece casi constante en el centro del campo y solo avanza por razones matemáticas desde el lugar 16 al 15. Agresiones físicas, amenazas e intimidación contra periodistas hubo en este país, especialmente durante las protestas contra la cumbre del G-20 en Hamburgo en julio de 2017.

Particularmente crítico fue Reporteros sin Fronteras respecto de la entrada en vigor a principios de 2017 de la enmienda a la ley del Servicio Federal de Inteligencia y de la Ley de aplicación de la red diseñada para combatir la publicación de odio en la red. Ambas leyes tienen el poder de interferir significativamente con la diversidad de opiniones y la protección de fuentes secretas.

Retrocede Malta, avanza Gambia

El que más retrocedió es Malta, que cayó 18 lugares hasta el puesto 65 en un año. El asesinato de la periodista de investigación y bloguera Daphne Caruana Galizia en octubre de 2017 fue un punto de inflexión.

El que más ascendió es Gambia, que subió 21 lugares hasta el puesto 22. Desde el final de la dictadura de Yahya Jammeh tras las presidenciales de finales de 2016, los medios de comunicación en el país africano están experimentando un rápido crecimiento. Se fundan cadenas de radiodifusión privadas, los medios impresos ya no temen hacer crítica política. El gobierno ha prometido una nueva ley de medios, quiere abolir las sentencias de prisión por crímenes de prensa, resolver los crímenes de la dictadura y ratificar la protección de la libertad de expresión en una nueva constitución.

La situación en Turquía es completamente diferente. El país retrocedió dos puntos hasta el 157 lugar en el ranking. Una razón - entre muchas otras según Reporteros sin Fronteras - es que Turquía es el país en el que hay más periodistas profesionales encarcelados del mundo.

Rusia se mantiene en el puesto número 148, entre otras cosas porque los medios extranjeros ahora son calificados como "agentes extranjeros" y los medios estatales están bajo la supervisión omnipresente del gobierno. Más de 40 periodistas y blogueros fueron condenados a prisión en el país en 2017, y cinco fueron enviados a hospitales psiquiátricos.

El país más peligroso del mundo para los periodistas sigue siendo Siria. En 2017, 13 periodistas fueron asesinados en su trabajo. Más de 20 trabajadores de los medios se encuentran actualmente en las garras de las bandas armadas.

En la cima, Noruega; en el último, lugar Corea del Norte

En la parte superior del ranking continúa Noruega, por delante de Suecia y Holanda. Al igual que en 2017, Corea del Norte (180), Eritrea (179) y Turkmenistán (178) se encuentran en la parte inferior del ranking de libertad de prensa. Son dictaduras que no permiten ninguna cobertura de medios independiente.

Así que 2017 fue un año perdido para la mayoría afirma Christian Mihr. La creciente solidaridad entre los periodistas en todo el mundo, que también se demostró después del arresto de Deniz Yücel en Turquía, sigue siendo una esperanza.

Autor: Richard Fuchs (DG/CP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad