Europa también es culpable de racismo | Europa | DW | 12.06.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Europa también es culpable de racismo

Europa no puede señalar con el dedo acusador a Estados Unidos. En muchos países de la UE hay discriminación racista y arrecian los llamados a acabar con ella.

Entre las tareas del comisario de la UE Margaritis Schinas se encuentra la de proteger la "forma de vida europea". El político griego es responsable también la lucha contra el racismo. "Tenemos menos problemas que Estados Unidos, nuestros sistemas sociales son mejores", dijo Schinas durante un acto de la organización Delphi Economic Forum, pero admitió también que, en el tema de igualdad de oportunidades, todavía queda mucho queda por hacer: "hay una gran cantidad de temas de los que aún debemos ocuparnos".

La ilusión francesa

Entre esos temas, está el de la discriminación en la búsqueda de empleo. Para la estudiante de derecho parisina Kesiah Etame Yescot, esa es su amarga realidad diaria. Varias veces ha visto rechazada su solicitud para realizar una pasantía en despachos de abogados. La mayoría de las veces, la respuesta que recibe es que el puesto ya está cubierto. "Quieren hacernos creer que nos aceptan. Pero me parece que aquí hay mucha hipocresía. No es como el caso de George Floyd, en Estados Unidos, donde el racismo se ve a mil kilómetros de distancia, se trata de algo más oculto. En Francia se hace patente en muchas cosas pequeñas, como la búsqueda de empleo o el hecho de que a uno le paren en la calle sin razón alguna".

Frankreich Anti-Rassismus Demo | Jurastudentin Kesiah Etame Yescot (DW/L. Louis)

Kesiah Etame Yescot.

Kesiah salió a las calles el pasado fin de semana junto a miles de franceses para protestar contra el racismo y la discriminación. Las concentraciones también estuvieron motivadas por los casos de violencia policial en Francia, con la muerte de Adama Traoré en 2016. No se trata tan solo del brutal trato policial, sino también de la práctica conocida como "racial profiling". Así lo asegura el resultado de una encuesta del Consejo de Europa llevada a cabo entre 5.000 hombres jóvenes de origen africano o árabe, que son parados por la Policía veinte veces más que el resto de los habitantes de Francia. Las protestas en el país galo ya han dado los primeros resultados: el ministro de Interior, Christophe Castaner, ha prohibido la llave al cuello policial durante las detenciones. Sin embargo, Castaner rechaza que sus agentes sean, en general, racistas, aunque "hay algunos policías que sí lo son".

Dominio colonial y genocidio

No solo en París, sino también en Bruselas hubo manifestaciones. "Hemos venido porque esta es la capital de Europa", dice una de las organizadoras. A Brända Auchimba le indigna "la discriminación diaria y los abusos de la Policía, que paran en cada esquina a los jóvenes africanos y árabes", dice a DW. Además, la joven quiere que se eliminen las estatuas del rey belga Leopoldo II (1835-1909). El dominio colonial belga sobre el Congo forma parte del pasado olvidado del país. En 1998, el historiador Adam Hochschild recuperó para la memoria nacional belga el genocidio y expolio del país africano. Alrededor de 10 millones de personas murieron bajo el régimen colonial de Leopoldo II en el Congo. Hasta el día de hoy, los libros escolares callan sobre esta parte de la historia. "Espero que la gente entienda cómo nos sentimos cuando vemos estas estatuas", dice Brända.

Belgien | Brüssel | Anti-Rassimus-Demo | Organisatorin Brendä Auchimba (DW/M. Luy)

Brända Auchimba.

Batalla cultural en Reino Unido

El alcalde de Londres está del lado de quienes quieren derribar las estatuas. Sadiq Khan, del partido laborista y origen paquistaní, eliminó la estatua del comerciante de esclavos Robert Milligan. "Es una triste verdad que una gran parte de nuestra riqueza proviene del comercio de esclavos, no es algo que debamos conmemorar en nuestras plazas públicas", dijo Khan. Por su parte, a la ministra británica del Interior, Priti Patel, también de origen paquistaní, no le parecen bien este tipo de protestas. Los manifestantes que lanzaron la estatua del comerciante de esclavos Edward Colston a la dársena del puerto de Bristol deberán responder legalmente por sus "actos profundamente repudiables". 

"Reino Unido no es inocente. Ni el Gobierno ni la Policía han rendido cuentas por muchas vidas de personas negras", dice un manifestante en Londres. La solidaridad hacia George Floyd ha puesto en primer plano la indignación por el racismo cotidiano, la desigualdad de derechos, los abusos policiales y la discriminación. Uno de los casos más sonados es el escándalo Windrush, en el que migrantes del Caribe que vivían desde hacía décadas en Reino Unido fueron deportados solo porque nunca adquirieron formalmente la ciudadanía británica.

Poca representación en Parlamento Europeo

"Hay muchos ejemplos en Europa de racismo institucional e individual en la Policía", dice el criminólogo Ben Bowling, del Kings College londinense. "Se ve claramente en Alemania, Francia y por toda Europa, donde las minorías están marginadas y son identificadas como problema por la Policía". Bowling considera que la discriminación va más allá de la Policía y tiene que ver con la economía, con la formación y con la familia. "Los países europeos deben reconocer que el futuro es multicultural y diverso y que todos los ciudadanos deben tener iguadad de oportunidades", subraya el experto.

Es algo de lo que Europa todavía está muy lejos. De los 705 diputados del Parlamento Europeo, solo 24 tienen origen africano o asiático, aunque los ciudadanos con este origen suponen alrededor del 10 por ciento del total de europeos. Una de ellas es la eurodiputada sueca Alice Kuhnke, de la familia política verde: "Me avergüenzo, porque no los representamos realmente en el Parlamento. Debemos asegurarnos de que en el futuro haya más diputados con apariencia distinta y orígenes diversos", dice Kuhnke.

(ms/er)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda