¿Europa sin leche? | Economía | DW | 28.05.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

¿Europa sin leche?

Los productores de leche europeos están en huelga y no envían el producto a las fábricas procesadoras. El boicot de suministro es una medida extrema para llamar la atención sobre su precaria situación financiera.

default

Un cartel de advertencia de cruce de ganado: los productores de leche se levantaron en huelga.

La protesta de los productores lecheros está dirigida contra los, a su parecer, excesivamente bajos precios de la leche. A largo plazo, los bajos precios conducirán inevitablemente a la desaparición de muchos establecimientos de producción lechera, dice Gerd Sonnleitner, presidente de la Federación Agrícola Alemana.

Los productores exigen 40 centavos de euro por litro de leche. Actualmente cobran entre 27 y 35, según la región. "Los productores pierden dinero con cada litro de leche que producen", dice Ulrike Höfken, presidenta de la Comisión de Agricultura del Bundestag (Parlamento) alemán.

Deutschland Milch Bauern Verbraucher Plakat Milchlieferstopp

Dos muchachos sostienen un cartel llamando al boicot lechero, en Rosenheim.

Las causas: el aumento del precio de la energía, el pienso, los abonos y los pesticidas. Para Höfken, es imprescindible que los productores puedan traspasar esos mayores costos al consumidor, porque de lo contrario muchos tendrán que abandonar el sector.

No obstante, el diario Frankfurter Rundschau atribuye la caída de los precios a otra causa: en el mercado europeo, la oferta de leche supera a la demanda en un cinco por ciento y ello lleva naturalmente los precios a la baja.

Cuotas fijadas políticamente

En última instancia, el problema parece obedecer en realidad a las cuotas de producción que fija la Unión Europea. Hasta ahora, esas cuotas que podía producir cada país se han fijado políticamente, obedeciendo más al poder negociador del respectivo ministro que a las verdaderas necesidades del mercado. Ello ha llevado en el pasado a horrendas tasas de sobreproducción de hasta el 20 por ciento.

BdT Deutschland Landwirtschaft Milch Preise

Más de 500 productores leche se manifiestan en las cercanías de Dresde.

"Eso no puede ser", dice Höfken, y exige un instrumento moderno de regulaciones de volúmenes de producción. Pero "ello es todo lo contrario de lo que la Comisión Europea y el ministro alemán del ramo, Horst Seehöfer, quieren hacer, es decir, liberalizar por completo la política lechera y no regular en absoluta los volúmenes de producción", agrega.

Los productores argumentan que la producción no puede dejarse completamente al albedrío de la oferta y la demanda, porque la producción no puede aumentarse ni disminuirse de la noche a la mañana. "Con la leche no es como con la producción de automóviles, por ejemplo, en la que las cadenas de fabricación pueden detenerse o acelerarse en cualquier momento.

La producción de leche exige planes a largo plazo, la compra y cría de animales, que una vez allí, producen inevitablemente leche", explica Höfken. Por ello aboga por instrumentos de intervención que aseguren por un lado un precio adecuado y por otro, aseguren el abastecimiento.

Reducción general de subvenciones

Pero la cuestión tiene también otro aspecto. Se trata de la reducción en general de las subvenciones al agro en la UE. Los pagos de la UE a los agricultores disminuyen y seguirán reduciéndose en los próximos años. La pregunta ahora es quién se lleva la tajada más grande de un pastel que disminuye a ojos vista.

Para los productores lecheros, los beneficiados actualmente son quienes practican la agricultura, sobre todo las grandes fincas, y no los productores lecheros. Con sus exigencias, los lecheros quieren asegurarse una mayor parte de las subvenciones.

En el ínterin, cada vez más productores se adhieren a la medida de fuerza. El segundo día de huelga, el 95 por ciento de los 32.000 afiliados a la Asociación Alemana de Productores de Leche (BDM) han suspendido sus envíos.

Apoyo han recibido los productores de leche alemanes también de sus colegas en países vecinos. El boicot ha comenzado a llevarse a la práctica también en los Países Bajos, Bélgica, Austria y Suiza.

Los supermercados todavía no acusan la falta de leche. Las estanterías con productos lácteos siguen bien provistas. Pero no es de descartar que en los próximos días comience a escasear la leche en Europa.



DW recomienda