Europa: energía renovable vs. crisis económica | Ecología | DW | 10.02.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ecología

Europa: energía renovable vs. crisis económica

La Comisión Europea quiere renovar la producción energética en Europa y reducir drásticamente las emisiones de dióxido de carbono. Pero los países miembros de la Unión Europea (UE) van a menudo en otra dirección.

default

Instalación fotovoltaica de Solar World, en Bonn, Alemania.

En su Plan de Trabajo Energético 2050 la Comisión  Europea plantea cómo reducir de manera radical las emisiones CO2 sin poner en peligro ni el suministro eléctrico ni la competitividad del sector. Pero parece que no todos los actores están convencidos del concepto.

Deutschland Energie Solarenergie und Windenergie Energiewende

Energía solar y eólica, por una revolución energética en Europa.

Junto con la presidencia danesa del Consejo de la UE, la Comisión ha tratado de convencer en una conferencia a los escépticos en los gobiernos y en el sector empresarial. El ministro danés de Energía, Martin Lidegaard, piensa que Europa está “en camino a una tercera revolución industrial” y que ésta es también la clave para solucionar otros problemas. “Tenemos una crisis financiera, una crisis climática, una crisis de materias primas y todas ellas están relacionadas” dijo el ministro y añadió que aparentemente no se puede resolver una crisis sin también solucionar las otras. 

La protección climática no es una “desindustrialización”

Dänemark Martin Lidegaard und Ida Auken

Martin Lidegaard, ministro de Clima y Energía e Ida Auken, ministra de Medio Ambiente de Dinamarca.

Lidegaard demostró las relaciones existentes en un ejemplo numérico. Según el político danés, Europa importa la mitad de su energía. “Entre 2010 y 2011 el precio de nuestras importaciones de petróleo ha subido más de un 40 por ciento, lo que significa gastos adicionales de 100 mil millones  de euros”. Este dinero, según Lidegaard, se hubiera podido invertir en eficiencia energética, empleos y crecimiento en el continente.

Su compatriota, Connie Hedegaard, encargada de la cartera de Protección Climática en la Comisión, se encuentra una y otra vez con personas que afirman que las medidas para la prevención del cambio climático cuestan puestos de trabajo. Sin embargo, Hedegaard parece estar convencida de lo contrario. Según ella, la protección climática no significa una “desindustrialización”, sino una “reindustrialización”. Asimismo, la política danesa refuta parcialmente el argumento que las energías renovables sean caras y tengan que ser subvencionadas con dinero público. “Los subsidios estatales para la energía fósil son en todo el mundo casi siete veces mas altos que para las energías renovables”, afirmó Hedegaard.

¿Energías renovables como motor de crecimiento?

Sin embargo, el comisario europeo de Energía, Günther Oettinger, ha relativizado  el argumento que las energías renovables sean un motor de crecimiento en el continente. Según el político alemán, esto depende sobre todo del precio de la energía, el cual no puede ser mucho más alto que en otras partes del mundo. “Yo incluso supongo que el precio de la corriente eléctrica remplazará en los próximos años a lo que eran los costos laborales hace 20 años, o sea, un peligro para la localidad y una razón para el traslado a otro lugar”, dijo Oettinger. 

Projekt Connecting Europe Energiekommissar Oettinger Flash-Galerie

Günther Oettinger, comisario europeo de Energía, ha relativizado el argumento de que las energías renovables sean un motor de crecimiento en el continente.

A pesar de que Oettinger todavía considera que las subvenciones de energías renovables son necesarias, el político admite que el mercado debe decidir sobre el precio siempre y cuando sea posible. Asimismo, cree que soluciones en Europa a nivel nacional serían estímulos erróneos. “Nosotros aspiramos a una armonización e incluso europeización de los sistemas de subvención de energías renovables en el transcurso de esta década” dijo el político. Lo importante, según él, es que la energía se produzca en los lugares más adecuados: “Energía solar donde sale el sol, energía eólica donde el viento sopla. Europa ofrece todo”. 

Por otra parte, el comisario criticó que el Gobierno de Alemania no fomente más intensamente el saneamiento energético de edificios, lo que según él significaría un potencial enorme de ahorro de energía. La revolución verde de la economía es de momento uno de los proyectos favoritos de la Comisión, con los cuales se pretende obtener la protección climática, la seguridad energética, empleos y competitividad. Pero a pesar de que los estados miembros la aprueban en principio, la Comisión probablemente esperará en vano a que éstos la lleven a cabo. 

Autor: Christoph Hasselbach / Gabriel Domínguez

Editor: Emilia Rojas-Sasse

DW recomienda

Publicidad