Eurogrupo posterga el acuerdo para avanzar en la unión bancaria | Europa al día | DW | 18.06.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa al día

Eurogrupo posterga el acuerdo para avanzar en la unión bancaria

Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona (Eurogrupo) fueron incapaces de cerrar el jueves (17.06.2021) un acuerdo sobre el plan de trabajo para finalizar en los próximos años la unión bancaria, que debían entregar la semana próxima a los líderes de la eurozona, y volverán a intentarlo más adelante este año.

"Hemos hecho progresos, necesitamos hacer más progresos. Acordaremos un plan de trabajo, pero llevará un poco más de tiempo y volveremos a esto más adelante este año", declaró el presidente del Eurogrupo, Paschal Donohoe, en la rueda de prensa posterior a la reunión celebrada de manera presencial en Luxemburgo.

El político irlandés dijo querer un plan de trabajo "creíble, ambicioso y efectivo, porque se trata de construir una unión bancaria que sea buena para los empleos en Europa, la inversión en Europa y la competitividad en Europa".

"Llegaremos a ese punto, pero llevará algo más de tiempo lograr ese resultado", recalcó.  Las discusiones han sido "intensas", pero también "esclarecedoras y constructivas", añadió.

"En el Eurogrupo, esta tarde, todos los Estados miembros se volvieron a comprometer con intentar conseguir un acuerdo", constató.

Trabas en el fondo de garantías de depósitos europeo

El objetivo es fijar un calendario de aquí a inicios de 2024 con los pasos para finalizar la unión bancaria europea, que ya cuenta con mecanismos de supervisión y resolución comunes, pero carece de un fondo de garantías de depósitos europeo (EDIS, en inglés) que asegure protección a los depositantes de cualquier país si quiebra un banco.

Ante el bloqueo de la iniciativa desde 2015, el Eurogrupo decidió negociarla en paralelo junto con medidas para reducir los riesgos del sector bancario, relativas sobre todo a las normas de insolvencia nacionales y al trato que recibe la deuda soberana en los balances, puesto que ahora las entidades no están obligadas a realizar provisiones por el riesgo de estos activos.

Reticencias de Alemania y Francia

El EDIS genera reticencias entre algunos Estados, sobre todo, en Alemania, que teme acabar pagando por los riesgos del sector bancario de otros socios y de la que no se espera un cambio de postura antes de las elecciones federales de septiembre. Mientras, Italia encabeza el rechazo a modificar el trato que se da a la exposición a la deuda soberana.

Pese a que se decidió negociar el EDIS en paralelo a las otras medidas para reducir los riesgos bancarios, Alemania y Francia discreparon este jueves en que ése sea el camino adecuado. (efe)

Ver el video 01:35

El acuerdo del Brexit plantea dudas sobre los bancos británicos

DW recomienda