EU: Pros y contras de la flexibilización | La prensa opina | DW | 22.03.2005
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

EU: Pros y contras de la flexibilización

El acuerdo adoptado en Bruselas de flexibilizar el pacto de estabilidad monetaria sigue provocando reacciones, tanto negativas como favorables, que se reflejan en los comentarios de la prensa europea.

default

¿Estará en peligro la dureza del euro?

El periódico Berliner Zeitung, de la capital alemana, opina: "Berlín y París acaban de destrozar una normativa que el gobierno alemán calificó durante largo tiempo como un logro alemán. (...) Hay que tener un alto potencial de descaro para mostrarse 'completamente satisfecho' -como lo hizo el ministro alemán de Finanzas- con la reforma del Pacto de Estabilidad. El acuerdo de Bruselas es la peor de las variantes posibles. Simboliza el retorno a los intereses nacionales y una despedida de la solidaridad internacional. Demuestra cuán desconcertados se encuentran los políticos europeos ante la globalización y con cuánta facilidad hipotecan el futuro para asegurar su presente."

Triunfo alemán

El matutino De Morgen, de Bruselas, indica: "Alemania ganó la batalla. El Pacto de Estabilidad, encargado de velar por la estabilidad de los presupuestos en la Unión Europea, se flexibiliza. Son buenas noticias para nuestros vecinos, que llevan ya tres años transgrediendo las reglas presupuestarias europeas. El peso pesado de la UE obtiene más tiempo para resolver sus problemas fiscales sin que Bruselas lo reprenda. (...) La gran perdedora es la Comisión Europea, que ha de consolarse con la promesa de que los países miembros equilibrarán sus presupuestos en cuanto la economía se recupere."

Pacto de crecimiento

Der Standar, de Viena, celebra en cambio el acuerdo de flexibilización y apunta: "Quienes conducen la UE no habían contado en Dublín con que Europa pudiera atravesar una larga fase en que la economía no repuntara. En el Pacto de Estabilidad no se habían tomado providencias para semejantes prolongados períodos de decaimiento coyuntural. Por el contrario: con sus rígidas reglas sobre el déficit presupuestario, el pacto forzaba en períodos de debilidad a aplicar paquetes de ahorro que frenaban adicionalmente el crecimiento. Con la reforma acordada, tiene en cambio la posibilidad de convertirse en un pacto para el crecimiento, ya que medidas de estímulo, como el gasto en infraestructura o investigación, serán tomadas en cuenta en fases de estancamiento y se permitirá un déficit mayor."

Falta de control independiente

El Corriere della Sera, de Milán, comenta: "El gobierno aplaude la reforma del Pacto de Estabilidad y los comentarios de los ministros rebosan de entusiasmo, pero quizá sería sensato tener un poco de cautela. Sería mejor reflexionar primero y no apreciar las novedades sólo desde el punto de vista de la política interna, cayendo en el autoengaño de que a partir de ahora será más fácil reducir los impuestos. Interpretar el cuerdo de Bruselas como una especie de carta blanca para todos, podría resultar un error. (...) Lo que vuelve el acuerdo potencialmente peligroso para Italia es que el control del cumplimiento de las nuevas normas corresponderá al Ecofin, es decir, a los gobiernos. Esto tendrá un efecto fácil de predecir: cada reforma que se resuelva aplicar en alguno de los países miembros será catalogada de 'valerosa' y cada inversión de imprescindible. Y esto sin la garantía de que un déficit excesivo sea sancionado por una institución independiente."