Etiopía: rebeldes lanzan nueva ofensiva en el Tigré | El Mundo | DW | 13.07.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Etiopía: rebeldes lanzan nueva ofensiva en el Tigré

Fuerzas rebeldes lanzaron una nueva ofensiva en la región etíope de Tigré, afirmó uno de sus portavoces, a menos de dos semanas de un primer ataque que llevó al Gobierno a declarar un alto el fuego.

Tanque dañado en combates entre la Fuerza de Defensa Nacional de Etiopía (ENDF) y las Fuerzas Especiales de Tigray, en las afueras de la ciudad de Humera, el 1 de julio de 2021.

Tanque dañado en combates entre la Fuerza de Defensa Nacional de Etiopía (ENDF) y las Fuerzas Especiales de Tigray, en las afueras de la ciudad de Humera, el 1 de julio de 2021.

"Ayer lanzamos una ofensiva (en la región de) Raya y conseguimos derrotar a las divisiones de las fuerzas federales de defensa y de las fuerzas de (la región vecina de) Amhara", dijo el portavoz rebelde Getachew Reda a la AFP, añadiendo que controlaban Alamata, la principal ciudad de la zona en la región etíope del Tigré (también conocida como Tigray). De acuerdo con este portavoz, sus tropas ya habían conseguido "asegurar la mayoría del sur de Tigré".

La AFP no pudo localizar de inmediato a ningún portavoz del ejército federal, por lo que era imposible verificar las afirmaciones de Getachew al estar las redes de comunicación prácticamente cortadas en esa región. Getachew hizo declaraciones similares la víspera a la agencia británica de noticias Reuters. 

El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, lanzó el 4 de noviembre una operación militar en esta región del norte del país para desarmar y derrocar a las autoridades locales disidentes, surgidas del Frente de Liberación del Pueblo de Tigré (TPLF). Tras tomar la capital regional Mekele a finales de noviembre, el Gobierno se proclamó victorioso pero los combates continúan desde entonces.

A finales de junio, una ofensiva rebelde consiguió reconquistar la ciudad de Mekele y una mayoría de la región, forzando a la retirada de las tropas del Gobierno y a la declaración de un alto el fuego unilateral desde Adís Abeba.

El ataque de este lunes (12.07.2021) afecta las zonas sur y oeste de Tigré, todavía controladas por las fuerzas de la región vecina de Amhara, que acudieron a respaldar al ejército federal en este conflicto marcado por atrocidades y una hambruna cada vez más importante.

El portavoz Getachew Reda aseguró que los combates continúan en el oeste de Tigré, sin precisar en qué zona concreta de esta región limítrofe con Eritrea y Sudán.

ONU pide retirada de tropas eritreas

Entretanto, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó este martes una resolución que pide una retirada "rápida y verificable" de las tropas eritreas del Tigré, donde se han cometido "graves abusos y violaciones de los derechos humanos" desde que se iniciara el conflicto en noviembre de 2020. 

La resolución muestra su "profunda preocupación" por la participación de las tropas eritreas -que apoyan al aliado Gobierno de Etiopía- en el conflicto y su posible implicación en graves abusos de la ley internacional, también en materia de trato a los refugiados. Y  fue aprobada con 20 votos a favor, 13 abstenciones y 14 votos en contra, entre ellos los de la propia Eritrea, así como China, Rusia, Venezuela, Cuba y Bolivia, todos ellos actualmente miembros del Consejo.

La resolución pide el fin de las hostilidades y de todas las violaciones de derechos humanos denunciadas desde noviembre, cometidas por "todas las partes del conflicto", y subraya la necesidad de investigar y definir las responsabilidades de estos abusos. En ese sentido, el documento pide al Gobierno de Etiopía que promueva investigaciones independientes que lleven a los perpetradores de los crímenes ante la justicia.

También manifiesta preocupación por el deterioro de la situación humanitaria en Tigray, donde muchas zonas sufren hambruna y el conflicto impide el acceso de agencias de ayuda a los desplazados y refugiados. Y condena los asesinatos de trabajadores médicos y humanitarios, así como los ataques contra infraestructuras tales como hospitales y centros médicos.

Origen del conflicto

El actual conflicto se inició cuando el Gobierno etíope acusó al Frente Popular de Liberación de Tigray (FPLT), que entonces gobernaba esa región, de un ataque tigriña a una base militar en ese territorio, al que respondió con una ofensiva del ejército nacional.

El conflicto ha causado miles de muertos y millones de personas desplazadas, mientras organizaciones de derechos humanos han denunciado los saqueos y violaciones contra la población y los bienes locales cometidos por todos los bandos, aunque se señala especialmente a las fuerzas eritreas desplazadas en la región. 
rml (afp, reuters)

Ver el video 01:28

La ONU advierte del peligro de hambruna en Tigray

DW recomienda