Ethiopian Airlines suspende el uso del Boeing 737 MAX 8 | El Mundo | DW | 11.03.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Ethiopian Airlines suspende el uso del Boeing 737 MAX 8

Del mismo modo, China ordenó a las aerolíneas nacionales suspender las operaciones comerciales de sus Boeing 737 MAX 8, aludiendo al accidente de un avión de ese modelo de la compañía Ethiopian Airlines.

Ethiopian Airlines informó hoy (11.03.2019) de que ha suspendido el uso del Boeing 737 MAX 8 después de que uno de esos aviones se estrellara este domingo poco después de despegar de Adís Abeba con rumbo a Nairobi, lo que causó la muerte de 157 personas.

En un comunicado, la compañía señaló que, tras el "trágico accidente", ha optado por "dejar en tierra toda la flota" de Boeing 737 MAX 8 con efecto a partir de ayer, día 10 de marzo, "hasta nuevo aviso". "Aunque no sabemos todavía la causa del accidente, tuvimos que decidir dejar en tierra esta flota en particular como medida de seguridad extra", agregó Ethiopian Airlines, la mayor aerolínea de África.

Asimismo, Pekín pidió el lunes a las aerolíneas chinas que suspendan los vuelos de sus Boeing 737 MAX 8, que podrán volver a utilizar cuando las autoridades estadounidenses y Boeing confirmen "las medidas tomadas para garantizar efectivamente la seguridad de los vuelos", informó la Administración china de Aviación Civil.

Fallos en el sistema automático

Las dudas sobre la seguridad del Boeing 737 MAX 8 han surgido después de que en octubre pasado otro avión de ese tipo de la compañía Lion Air se hundiera en el mar de Java doce minutos después de despegar de Yakarta, causando la muerte de 189 personas.

Ver el video 01:30

Accidente de Ethiopian Airlines

Según una de las cajas negras de la aeronave, el accidente se debió a fallos en el sistema automático, algo que se había repetido en los últimos cuatro vuelos y que la compañía aseguró haber solventado.

Ethiopian Airlines es la mayor aerolínea de África, con numerosos vuelos internacionales y con una muy buena reputación de seguridad aérea.

El accidente

El vuelo ET 302 despegó el domingo a las 08H38 (05H38 GMT) de Adís Abeba y desapareció de los radares seis minutos después. El aparato, un Boeing 737-800 MAX que la compañía había recibido en 2018, lo pilotaba Yared Getachew, quien contaba con 8.000 horas de vuelo, y había sido objeto de labores de mantenimiento el 4 de febrero.

Al estrellarse, el avión provocó un cráter enorme. La nave se desintegró con el impacto, y no se distinguía la forma del aparato, solo pedazos esparcidos de la carlinga. Según un testigo, Tegegn Dechasa, "el avión ya estaba en llamas cuando cayó". "El avión parecía intentar aterrizar en un campo abierto cercano, pero se estrelló antes de llegar allí", contó otro testigo, Sisay Gemechu.

Las víctimas del accidente eran de 35 nacionalidades diferentes, según cifras provisionales de la compañía: 32 kenianos, 18 canadienses, nueve etíopes, ocho italianos, ocho chinos, ocho estadounidenses, siete franceses, siete británicos, seis egipcios, cinco alemanes y cuatro indios. Un pasajero viajaba con pasaporte de la ONU. También había dos españoles.

FEW (AFP, EFE)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  


DW recomienda

Audios y videos sobre el tema