Estupor en Europa sobre la política de Trump en Irán | El Mundo | DW | 06.01.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Estupor en Europa sobre la política de Trump en Irán

El año político amenaza con convertirse en una salvaje montaña rusa. Los europeos, sorprendidos con el asesinato del segundo hombre más poderoso de Irán, van a sufrir ahora las consecuencias, dice Barbara Wesel.

Donald Trump y Mike Pompeo

Donald Trump y Mike Pompeo

Sin haber sido informada antes del letal ataque, e impotentes ante las inesperadas acciones de Donald Trump, Europa se enfrenta nuevamente a recibir las consecuencias de las decisiones unilaterales del presidente de Estados Unidos. Europa se encuentra atrapada en la trampa de Trump y no puede liberarse por su propia cuenta.

Una porción de inquietante locura

Todas las ilusiones de que podría haber una cooperación racional en política exterior con el gobierno en Washington desaparecieron hace mucho tiempo. Las cínicas acotaciones del secretario de Estado, Mike Pompeo, quien acusa a los europeos de carecer de apoyo en el Medio Oriente, enfatizan su impotencia. ¿Qué pensará ahora después de la muerte de Soleimani?: ¿Enviar tropas para una guerra liderada por Estados Unidos en el Medio Oriente? Esta es una muestra evidente de la locura de Pompeo y Trump que hace de que la peligrosa situación sea aún más inquietante.

El presidente de Estados Unidos había prometido poner fin a las guerras interminables en Medio Oriente y regresar a los soldados estadounidenses a casa. Los analistas aún no pueden explicar cómo encaja esto con el ataque contra Soleimani. Algunos temen que simplemente no haya ninguna estrategia detrás del ataque con drones en las afueras del aeropuerto de Bagdad.

Aquí ni siquiera se trata de "América primero", el objetivo declarado de Trump cuando de relaciones económicas se trata. Los europeos se encuentran en la trampa de la política exterior de una política estadounidense dominada por las pataletas emocionales de un presidente impredecible y de sus partidarios neoconservadores embriagados de poder tras su llegada Washington. Básicamente, su única explicación para matar a Suleimani es en este momento: "Porque podemos…".

A Europa no le queda sino la diplomacia

Hay que reconocerlo: los europeos aparecen débiles e indefensos cuando piden una reducción de las tensiones, después de que su supuesto socio, Estados Unidos, ha hecho todo lo posible para agravar la situación. Pero puede haber una ventana para los intentos diplomáticos y así evitar que sucedan cosas peores. Está claro que Teherán planea un contraataque; su impacto decidirá si habrá una nueva escalada o no. Probablemente, la decisión aún no se ha tomado. El jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borell, fue el primero en contactar al canciller iraní. En una reunión de crisis europea, Borrell tratará de convencerlo.

Barbara Wesel, de DW.

Barbara Wesel, de DW.

Entre tanto, Teherán anunció el fin de su compromiso con el no enriquecimiento de uranio, en virtud del acuerdo nuclear que Alemania, Francia y Gran Bretaña negociaron y que mantuvieron vigente el año pasado. 

Pero incluso esta puerta no está cerrada definitivamente mientras el ingreso de los inspectores esté permitido al país. Todavía hay algunas señales de que el gobierno iraní podría hablar con los europeos.

Es obvio que tampoco en Europa se lamenta la desaparición de Ghassem Soleimani, quien fue el responsable de cientos de miles de muertes, particularmente en Siria y Yemen, además de haber sido el patrocinador de las guerras de poder y las milicias que debían consolidar el predominio de Irán en la región. La brutal represión contra toda resistencia era parte del programa. Aún así, su inesperado asesinato ha generado una onda expansiva, cuyas consecuencias aún están por verse.

Una muy temprana vista al abismo

Los europeos deben usar ahora sus contactos existentes con el gobierno iraní y apelar a la voluntad de sobrevivir del régimen. Teherán sabe que perdería una confrontación militar directa con Estados Unidos. Y la situación económica en el país ya es tensa, como lo ha demostrado la reciente ola de protestas.

¿Existe aún la posibilidad de una solución política? Los europeos no tienen prácticamente ninguna posibilidad de mediación en este conflicto, pero hay que intentarlo. La amenaza de una guerra abierta aumenta la urgencia de reforzar los esfuerzos diplomáticos. Este año nuevo mostrará rápidamente cuán fuerte es la tendencia hacia al suicidio de los involucrados. Un agravamiento de la situación que no hubiéramos querido ver tan rápido este año.

(jov/cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda

Publicidad