Estudiantes sufren el impacto de la crisis económica turca | El Mundo | DW | 01.03.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Estudiantes sufren el impacto de la crisis económica turca

Más de un millón de universitarios han interrumpido sus estudios en Turquía. Entre las razones, sobresalen las dificultades económicas.

"Cuando mi padre perdió su trabajo, no me quedó más alternativa que interrumpir mis estudios”. Kadir es uno de los numerosos jóvenes que dejan de estudiar en Turquía por razones económicas. Su padre, que trabajaba como soldador, fue despedido porque los negocios de la empresa que lo empleaba ya no marchaban tan bien como antes.

Kadir estudiaba en la universidad de Kocaeli, a unas horas de viaje de Estambul, donde vive su familia. Al comienzo vivía en un albergue de estudiantes. Luego compartió una vivienda con un compañero. Su mayor gasto era el arriendo mensual. "El arriendo, de unos 150 euros, no solo era demasiado alto; nuestro contrato contemplaba un reajuste automático, es decir, el arriendo subía cada vez más. Recibía del Estado un crédito estudiantil de 65 euros mensuales. No alcanzaba en absoluto”, cuenta Kadir.

Türkei Istanbul Boğaziçi Universität Junge Menschen auf Rasen vor Gebäuden

La universidad Boğaziçi, en Estambul.

Crisis económica

En los últimos cinco años se ha registrado un perceptible aumento de las interrupciones de estudios en las universidades turcas. De acuerdo con el Ministerio de Educación de Ankara, desde 2013, más de 1,1 millones de estudiantes dan dejado las aulas universitarias, temporal o definitivamente. La cifra aumentó especialmente entre 2017 y 2018. El incremento fue de un 92 por ciento, con respecto al año anterior.

Los motivos principales son de índole económica. La moneda turca perdió más del 30 por ciento de su valor en 2018. Y el poder adquisitivo de la población sufrió el impacto de una inflación cercana al 20 por ciento. Turquía atraviesa su mayor crisis económica de los últimos 15 años. A ello se suma una tasa de desempleo superior al 12 por ciento. La situación repercute también en los cerca de 7,6 millones de estudiantes de las aproximadamente 200 universidades estatales y privadas del país.

Miedo al desempleo

De acuerdo con el dirigente sindical Özgür Bozdogan, muchos temen no encontrar trabajo al término de sus estudios, razón por la cual optan por abandonarlos. "En las carreras en que hay problemas en el mercado laboral se observan más interrupciones de estudios. Ese fenómeno no se produce, en cambio, en las facultades de medicina”, señala.

De acuerdo con el Ministerio de Economía, la cantidad de créditos estudiantiles aumentó en más de un 11 por ciento entre 2017 y 2018. No obstante, dichos créditos no alcanzan a solventar los gastos de los estudiantes, según Bozdogan. Cálculos de la oficina turca de estadísticas indican que los gastos de arriendo, agua, electricidad y calefacción aumentaron un 24 por ciento al año. Además, los precios de los alimentos básicos subieron un 25 por ciento. Una consecuencia es que muchos estudiantes ya no están en condiciones de pagar sus créditos cuando terminan sus carreras.

(er/cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda