¿Está el Ejército de Alemania en malas condiciones? | Alemania | DW | 02.12.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

¿Está el Ejército de Alemania en malas condiciones?

Tras el ataque de Rusia a Ucrania, Alemania prometió reforzar a sus fuerzas armadas, invirtiendo 100.000 millones de euros más en equipamiento para la Bundeswehr. Pero, hasta ahora, no parece haber ocurrido nada.

Soldados de la Bundeswehr con armas.

¿Tiene la Bundeswehr munición solo para dos días de combate?

En los últimos días han aparecido titulares alarmantes en los medios de comunicación alemanes sobre el estado del Ejército del país, sugiriendo que la Bundeswehrsolo tiene suficiente munición para dos días de intensos combates, una cifra aparentemente filtrada por fuentes no identificadas en los círculos de Defensa.

Si esto es cierto (y esta información no puede confirmarse, ya que es un secreto de Estado), los suministros de munición alemanes están muy por debajo de los estándares esperados por la OTAN, que requiere que cada miembro tenga munición para 30 días. Solo para compensar ese déficit, los expertos en defensa dicen que Alemania necesita invertir entre 20.000 y 30.000 millones de euros.

Y hay muchas otras carencias. El estado del equipamiento de la Bundeswehr ha sido durante mucho tiempo un tema de preocupación: historias sobre tanques y helicópteros que necesitan ser reparados, rifles que no disparan correctamente y soldados que tienen que entrenar en invierno sin ropa interior térmica han llenado los medios de comunicación durante años.

Luego, tras la invasión rusa de Ucrania, el canciller Olaf Scholz anunció un "cambio de época" (Zeitenwende, fue el término que empleó en alemán). Este giro fue aclamado por muchos dentro y fuera de Alemania, como un cambio radical en el enfoque de la política exterior y la estrategia militar del país.

Para demostrarlo, Scholz anunció un aumento del presupuesto anual de Defensa, convirtiéndolo en el mayor de toda Europa, y un "fondo especial" de 100.000 millones de eurospara modernizar el Ejército.

"Bolas en el aire", entre la industria de defensa y el Gobierno

Nueve meses después, algunos se preguntan dónde está esa montaña de dinero.

La disputa por las municiones provocó un feo intercambio entre el Gobierno y la industria de defensa alemana sobre quién debería haber tomado la iniciativa: ¿Es la industria la que debe aumentar su capacidad primero, o el Gobierno debería haber hecho los pedidos más rápidamente?

El grupo de batalla de la OTAN desplegado en Lituania está encabezado por Alemania.

El grupo de batalla de la OTAN desplegado en Lituania está encabezado por Alemania, y ha sido reforzado.

"Lo que espero ahora de la industria armamentística es que se desarrollen capacidades", declaró a principios de esta semana Lars Klingbeil, líder del Partido Socialdemócrata (SPD) de Scholz, de centro-izquierda, a la emisora pública ARD. "Pero esperar y decir 'veamos lo que nos ofrecen los políticos' no es una actitud con la que podamos reducir estos déficits", agregó.

Las declaraciones de Klingbeil fueron "bastante erróneas", fue la rápida respuesta del jefe de la asociación alemana de la industria de seguridad y defensa BDSV, Hans Christoph Atzpodien, quien dijo a la agencia de noticias alemana DPA que las principales empresas de armas alemanas ya habían duplicado sus capacidades en las semanas posteriores al inicio de la guerra en Ucrania.

"Es ridículo este teatro que se está desarrollando entre la industria de defensa y el Gobierno", dijo a DW Rafael Loss, analista de defensa del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR).

Loss señala que existe una normativa que impide a las empresas armamentísticas producir armas de forma proactiva o pedir préstamos a los bancos sin un contrato estatal.

Le preocupa que Alemania carezca de un sentido de urgencia para reaccionar ante las implicaciones geopolíticas del ataque de Rusia a Ucrania. "Otros países se han movido mucho más rápido, especialmente en Europa del Este, en la creación de los grupos de trabajo pertinentes entre el Gobierno y la industria", indica Loss.

Los socios de la OTAN en el noreste de Europa ya están preocupados porque Alemania no sea un socio militar en el que confiar. En una conferencia celebrada en Berlín a finales de octubre, el ministro de Defensa de Letonia, Artis Pabriks, preguntó provocativamente a sus colegas europeos: "Nosotros estamos preparados para morir, ¿y ustedes?". Además, dirigiéndose específicamente a los alemanes, dijo: "Mucho dependerá del poder militar de su país, y, lo siento, su poder militar no existe actualmente".

"Para ser justos con Scholz, creo que su discurso sobre el cambio de época indica que es implícitamente consciente de este trascendental desafío", opina Loss: "Pero parece que el ministerio de Defensa y otras instituciones no están realmente a la altura de la tarea de mantener todas estas bolas en el aire".

(gg/rml)

DW recomienda